Películas

Cine & TV >


Acción >


City on Fire (1987)


     FICHA TÉCNICA
Título Original: Lung fu fong wan
Género: Acción, Crimen, Drama
Director: Ringo Lam
Cast: Karl Maka, Ringo Lam Ling-Tung Cast: Chow Yun-Fat, Danny Lee, Sun Yueh, Carrie Ng, Roy Cheung, Ho Ka-Kui, Tsui Kam-Kong, Lau Kong, Parkman Wong, Tommy Wong, Maria Cordero
Guión: Ringo Lam
Producción: Ringo Lam
Fotografía: Andrew Lau
Música: Teddy Robin Kwan
Nacionalidad: Hong Kong
Año de estreno: 1987
Duración: 101 min

Valoración:

     ARGUMENTO

      Tras la muerte de un policía infriltrado, el Inspector de policía le pide como favor al detective y también su sobrino Ko Chow que les ayude a atrapar a una banda de ladrones de joyas que se están volviendo más sangrientos en cada nuevo atraco. Ko Chow no quiere ni oír hablar del tema puesto que la última vez que trabajó como inflitrado se hizo amigo del criminal al que tenía que atrapar y todavía siente como si le hubiera traicionado. Finalmente, Ko Chow es convencido para hacer el trabajo aunque todo parece indicar que su amistad con Fu le va a costar de nuevo muy cara.


     TRAILER


     VALORACIÓN

      Escrita, dirigida y producida por Ringo Lam, City on Fire es uno de los ejemplos del excelente nivel que tenía el cine de acción made in Hong Kong durante los ochenta y los noventa. Este tipo de cine, por desgracia, se ha ido perdiendo con el tiempo, pero por suerte estas joyas perdurarán en la memoria durante generaciones, o eso espero.

      Especialmente en el caso de City on Fire, es difícil que sea olvidada puesto que jamás se librará de la coletilla de "la película que inspiró a Tarantino para hacer Reservoir Dogs". Cosa que es totalmente cierta. Aunque ambas películas tienen direcciones distintas, la similitud entre ellas es evidente en cuanto se ven las dos (empezando por la que es una de las mejores escenas, la de todos apuntándose con las pistolas, que Tarantino utilizó sin muchos miramientos). Es posible que uno tienda a ponerse de parte de la que haya visto primero (me viene a la cabeza el debate que siempre surge con la camparación entre The Departed e Infernal Affairs), pero el caso es que aún valorando las virtudes de Reservoir Dogs, como son sus ingeniosos diálogos y sus inolvidables personajes, City on Fire me parece una película superior porque retrata mejor el tormento por el que pasa un policía infiltrado que inevitablemente acaba creando un vínculo con la gente a la que tarde o temprano va a tener que entregar. Está haciendo lo justo, está haciendo lo moralmente correcto, es su trabajo y ha sido entrenado para ello, pero eso no lo hace menos traición.

      Chow Yun-Fat acaba de pasar por ese drama, todavía tiene pesadillas tras la muerte del amigo al que estaba investigando, por ese motivo no quiere ayudar a su tío a cazar a la banda de ladrones de joyas que van dejando un reguero de sangre a su paso a cada nuevo atraco que cometen. Pero al final decide infiltrarse una última vez antes de retirarse para siempre y todo empieza de nuevo; se hace amigo de uno de los ladrones (interpretado magníficamente por Danny Lee), al que va a tener que traicionar si quiere hacer su trabajo y si quiere dejarlo todo atrás de una vez por todas.

      Y este es el motivo por el que siempre me parecerá mejor City on Fire. Porque después de ver el vínculo que se crea entre Chow Yun-Fat y Danny Lee (buenísima la escena en la que Ko Chow le lee la carta de su chica a Fu), Ringo Lam lo tiene fácil para romperte el corazón con un final que se te queda grabado. ¿Y lo potente que es ese momento en el que Fu se sube la cremallera de la chaqueta y Ko Chow cae en la cuenta de quién es?

      Precisamente eso es lo que más eché en falta en la película de Tarantino. En ningún momento nos enseñan porqué el señor Blanco está tan unido al señor Naranja, por lo que el final tiene menos sentido; por mucho que te creas que todo ha pasado de forma implícita, es decir fuera de cámara, no es lo mismo que ver con tus propios ojos esa conexión que es clave para ese inevitable momento en el que la verdad salga a la luz.

      City on Fire es una película brutal, dura y sangrienta. Como buen heroic bloodshed el protagonista lo pasa de todos los colores. No sólo tiene que vigilar que no descubran que es un policía infiltrado, sino que además tiene que dar esquinazo a la propia policía liderada por un novato joven y arrogante (con un debutante Roy Cheung en el papel, lo hace a la perfección porque yo diría que es imposible no odiar a su personaje) que no duda en utilizar cualquier método por extremo que sea para demostrar su superioridad en el departamento, en otro de los puntos más interesantes de la película: la veteranía vs la arrogancia de la juventud, también clave para llegar a ese final.

      City on Fire es más que una película de acción, es un drama en toda regla que se ha ganado con creces su fama de clásico del cine HK. No es el mejor bloodshed que ha dado el cine HK (personalmente me quedo con John Woo) ni tampoco es la mejor película sobre policías infiltrados (Hard Boiled o Infernal Affairs serían superiores), pero como decía al principio esta joya de Ringo Lam es una clara demostración del gran nivel del cine de acción HK de esa época, y una película que, independientemente de su fama a raíz de Reservoir Dogs, no se debería dejar pasar.

      LO MEJOR: El excelente rapport entre Chow Yun-Fat y Daniel Lee, quienes te hacen creer que su amistad es genuina para que el final sea todavía más intenso.
      LO PEOR: Que casi toda su fama sea derivada por haber inspirado a Tarantino en vez de tenerla por méritos propios.