Películas

Cine & TV >


Acción >


Free Fire (2016)


     FICHA TÉCNICA
Título Original: Free Fire
Género/s: Acción
Dirección: Ben Wheatley
Reparto: Sharlto Copley, Brie Larson, Cillian Murphy, Armie Hammer, Babou Ceesay, Michael Smiley, Sam Riley, Enzo Cilenti, Jack Reynor, Noah Taylor, Mark Monero, Patrick Bergin, Sara Dee, Tom Davis
Guion: Amy Jump & Ben Wheatley
Producción: Andrew Starke
Fotografía: Laurie Rose
Música: Geoff Barrow & Ben Salisburyi
Nacionalidad: Reino Unido
Año de estreno: 2016
Duración: 91 min

Valoración:

     ARGUMENTO

      Boston, 1978. Dos bandas criminales se encuentran en una fábrica abandonada para la compra venta de armas automáticas. Todo va bien hasta que las rencillas de dos de ellos ponen en peligro la vida de todos los demás.


     TRAILER


     VALORACIÓN

      Del amado y odiado a partes iguales Ben Wheatley (Kill List, High Rise), Free Fire es una cinta de acción que tiende a caer precisamente en esa balanza: o te flipa o te parece un truñete, viendo las opiniones tan divisivas que se pueden encontrar en las webs de cine con reseñas de usuarios. Con un reparto más que notable (aunque bastante homogéneo, eso sí), con nombres como Cillian Murphy, Brie Larson, Armie Hammer o Shartlo Copley, esta cinta de acción británica tenía todas las papeletas para convertirse en todo un clásicos instantáneo del género. ¿Lo consigue? Depende de a quién preguntes.

      Sobre el papel, la idea es genial. Un grupo de traficantes de armas se reúne con un grupo de compradores para hacer un trato. Ya de entrada saltan chispas entre ellos, pero parece que al final conseguirán hacer sus negocios en paz e irse cada uno por su camino. Hasta que una desafortunada casualidad desata una tormenta y todos ellos se ven envueltos en un fuego cruzado en el que nadie está a salvo. Free Fire tiene todos los ingredientes para ser una peli de acción supermolona: personajes carismáticos, chascarrillos ingeniosos, un look setentero que debería darle mucha personalidad, un uso adecuado de la banda sonora y mucha, mucha diversión y desenfreno en un tiroteo que ocupa dos tercios de la película. De hecho la cinta tiene ese feeling de obra de teatro (una obra muy sangrienta, claro está) ya que toda la acción sucede en el mismo escenario (una fábrica abandonada, como no podía ser de otra manera) y uno de los puntos fuertes del film es la utilización de los espacios y de la geografía. Básicamente, estamos ante una mezcla de Guy Ritchie, Tarantino, John Woo y el western más clásico que debería hacer las delicias de los fans de la acción más desatada.

      ¿Cuál es el problema? Que se hace muy tediosa. La primera media hora de presentación de los personajes está bien sin más, luego empieza el tiroteo y la cosa se anima, pero enseguida ves que todo se va a quedar en agua de borrajas porque gran parte del mismo consiste en ver a los personajes tirados en el suelo y asomándose para disparar de vez en cuando mientras se insultan los unos a los otros con poca gracia y sueltan infinidad de tacos. Hay un par o tres momentos que están realmente bien (por ejemplo en el que Sharlto Copley y Michael Smiley buscan llegar hasta el teléfono) pero son escenas aisladas que en conjunto no marcan demasiada diferencia. Su reparto principal hace un trabajo encomiable, haciendo el asunto más llevadero, pero no es suficiente para evitar que la película se haga larga y pesada. Los que más brillan son Copley y especialmente, para mi sorpresa, un Armie Hammer que demuestra que es capaz de mostrar carisma si se lo propone. A Brie Larson no se le saca ningún partido y lo mismo se puede decir de Cillian Murphy, lo cual es una pena. De todas formas, Wheatley tampoco te da motivos para animar a ninguno de los personajes a sobrevivir, así que da un poco lo mismo ver lo que pasa con ellos.

      Las escenas violentas no son nada impactantes y lucen muy poquito, y el look setentero finalmente aporta bien poco y además de ser un pelín rídiculo realmente solo sirve como excusa para que el guion esté lleno de momentos sexistas y homófobos. Podría haber estado ubicada en el presente y tampoco hubiera cambiado mucho el desarrollo, supongo que la idea era que no tuvieran teléfonos móviles pero seguro que había formas de sortear ese hándicap sin recurrir a los disfraces, las permanentes y los mostachos.

      ¿Que se le puede hacer una lectura sobre la fragilidad de la masculinidad y qué fácil que es que todo termine en tragedia cuando se tienen armas de fuego al alcance de la mano? Pse, supongo que sí, pero dudo que nadie busque una reflexión profunda con una película así. Aunque no es un desastre absoluto y tiene algunos momentos que sí valen la pena, en conjunto Free Fire no deja de ser un quiero y no puedo. Así que señor Whitley, encantada de conocerle pero si no le importa me vuelvo con mi John Woo.

      LO MEJOR: La idea es muy buena y tiene algunos momentos realmente ingeniosos.
      LO PEOR: Para ser una película de acción con un tiroteo de una hora, es demasiado aburrida.