Películas

Cine & TV >


Melodrama >


Last Quarter (2004)


     FICHA TÉCNICA
Título Original: Kagen no Tsuki
Género: Drama, Romance, Sobrenatural
Director: Ken Nikai
Cast: Chiaki Kuriyama, Hiroki Narimiya, Tomoka Kurokawa, Motoki Ochiai, Hyde, Ayumi Ito, Simon Britton, Takanori Jinnai, Reika Kirishima, Maki Meguro, Anna Nakagawa, Ken Ogata, Nao Omori, Christopher Pellegrini, Sakura, Yasuko Tomita, Tsuyoshi Ujiki
Guión: Ken Nikai, basado en el manga de Ai Yazawa
Producción: Hisashi Sasaki
Fotografía: Koichi Nakayama
Música: Kuniaki Haishima
Nacionalidad: Japón
Año de estreno: 2004
Duración: 112 min

Valoración:

     ARGUMENTO

      La noche de su diecinueve cumpleaños Mizuki descubre que su novio Motoki la ha engañado con su mejor amiga. Hundida, vaga por las calles sin rumbo fijo hasta que una melodía que le resulta muy familiar capta su atención. Viene de una mansión en la que vive Adam, un músico inglés que asegura que la compuso para ella, lo cual debería ser imposible porque Mizuki conoce esa melodía desde que tiene uso de razón. Mizuki se enamora de Adam, una alma solitaria y perdida como la suya, así que cuando él le pide que se vaya con él ella no duda. Entonces, Mizuki tiene un accidente.

      Hotaru es una estudiante de instituto que acaba de salir del hospital después de tener un accidente. Buscando a su gato acaba en una mansión abandonada en la que se encuentra a Mizuki, a la que vio en sueños mientras estaba en el hospital. ¿O no era un sueño? Hotaru descubre que Mizuki es ahora un espíritu atrapado en esa casa y junto a su compañero de clase Miura y el propio Tomoki harán todo lo posible por ayudarla.


     TRAILER


     VALORACIÓN

      Last Quarter es la adaptación a largometraje de acción real del manga de Ai Yazawa, cinco años después de la finalización de la publicación del mismo. Este manga destaca dentro del catálogo de la autora por tener una trama envuelta en misterio que se va deshojando poquito a poquito hasta atar todos los cabos en un emotivo desenlace, por lo que la decisión de llevarla a la gran pantalla parecía una buena idea, ya que la historia ya se presta para ello.

      El resultado es ambivalente. Por un lado, como película no es una mala propuesta, tiene una historia interesante, también con secretos que se van desvelando a medida que avanza la trama, y cuenta con unos protagonistas con los que es fácil empatizar. Pero por el otro lado, como adaptación no se puede ni comparar a la genialidad del manga; más bien es un resúmen apresurado de la historia con muchos cambios y no es ni mucho menos tan satisfactoria como su versión en papel.

      Los principales cambios son que la película prescinde de utilizar a todos los niños protagonistas por lo que Sae y Tetsu no existen, haciendo que Hotaru y Miura sean los que se lleven todo el protagonismo, y añade a Tomoki a la ecuación, quien a diferencia del manga participa activamente en la investigación una vez los chicos han averiguado que el espíritu de la casa pertenece a Mizuki. También la historia de Sayaka es diferente, principalmente porque aquí tiene un hermano gemelo y bueno... Supongo que no soy la única a la que el final le resultó un poco inquietante una vez Mizuki se da cuenta de lo que se da cuenta. El ritmo de la película es mucho más ágil, en el sentido que los descubrimientos se hacen muy rápido en comparación con el manga, por ejemplo averiguan el nombre del grupo de Adam a la primera, en el periódico ya sale el nombre de Mizuki, etcétera, lo cual es comprensible porque hay que condensar tres tomos en una cinta de dos horas y no sería viable que tardaran tanto en avanzar.

      Realmente si uno se ha leído el manga la película no resulta sorprendente porque ya conoces todos los giros referentes al misterio, pese a los cambios. Está bien poder escuchar la canción de Adam por fin, especialmente su versión en piano, pero vale más la pena verla con la mentalidad de ser una película independiente que no con la de ver la adaptación porque si es así puede resultar decepcionante. Es un filme que no tiene muchos medios, imagino que casi todo el presupuesto fue a parar a los sueldos de Hyde y de Chiaki Kuriyama, porque los efectos especiales son muy simplones (por no decir cutres) y la realización en general deja bastante que desear. A nivel interpretativo destacan las dos chicas, Chiaki Kuriyama especialmente, que en aquellos momentos gozaba de un momento muy dulce en su carrera después de ser fichada por Tarantino, y curiosamente diría que destaca más en los momentos menos dramáticos, en los flashbacks de su relación con Tomoki que es para mí lo más logrado del filme. El reparto masculino es bastante más limitado, Hiroki Narimiya no acaba de encontrar el punto para no dejarse llevar por la sobreactuación, Motoki Ochiai es de lejos el peor de todos, nada que ver con el Miura del manga, y Hyde... Bueno, Hyde repetía como actor después de Moon Child pero todos sabemos que estaba ahí como reclamo que no por sus cualidades interpretativas que son más bien escasas. Eso sí, guapo lo está un rato, y su voz sigue siendo divina.

      Last Quarter, resumiendo, es una adaptación regulera de un gran manga, pero como película en sí, quitando los efectos especiales malos y algunas de sus dudosas interpretaciones, es un drama correctito con algunas escenas muy bonitas y una banda sonora (pese a que dilapida a Carter Burwell que da gusto) destacable. Aprueba por los pelos, pero aprueba.

      LO MEJOR: Chiaki Kuriyama, está encantadora y preciosa, especialmente en los flashbacks de Mizuki y Tomoki.
      LO PEOR: Como adaptación se queda muy corta. También los efectos especiales y la explicación de las fases de la luna. Ah, y el giro final que no existe en el manga, creo que todos hubiéramos vivido mejor sin saberlo.