Películas

Cine & TV >


Melodrama >


Paradise Kiss (2011)


     FICHA TÉCNICA
Título Original: Paradise Kiss
Género: Drama, Romance
Director: Takehiko Shinjo
Cast: Keiko Kitagawa, Osamu Mukai, Shunji Igarashi, Kento Kaku, Aya Omasa, Yûsuke Yamamoto, Aimi Ikematsu, Natsuki Katô, Fumino Kimura, Aya Ohmasa, Anna Nakagawa
Guión: Kenji Bando, basado en el manga de Ai Yazawa
Producción: Shinzô Matsuhashi, Toshiya Nomura
Nacionalidad: Japón
Año de estreno: 2011
Duración: 115 min

Valoración:

     ARGUMENTO

      Yukari Hayasaka sólo piensa en estudiar para no decepcionar a su estricta madre. A sus dieciocho años ha conseguido entrar en uno de los mejores institutos de Japón, pero su nivel es mucho más bajo y sus notas se están resintiendo. Un día, pero, unos extraños chicos del instituto de arte y modas Yazagaku se le acercan y le proponen ser su modelo para el desfile de graduación en el que presentarán el vestido que ellos mismos diseñan y confeccionan. Yukari no tiene tiempo para esas tonterías, pero después de conocer al líder del grupo, George, empezará a darse cuenta de que la vida es mucho más que estudiar, y que si uno se lo propone, puede llegar a hacer lo que sea.


     TRAILER


     VALORACIÓN

      Paradise Kiss adapta el manga homónimo de Ai Yazawa, uno de sus mangas más valorados por su temática adulta y su realista desarrollo. Al contrario que con el anime, la película se toma bastantes libertades a la hora de adaptar y no sigue al pie de la letra la trama del manga, es más, todo el tramo final no tiene nada que ver. Debo decir que esto fue una grata sorpresa para mí porque después de leerme el manga y ver el anime me daba mucha pereza que me contaran la misma historia otra vez más, y el hecho de que decida tomarse estas libertades hacen que la película entre mucho mejor.

      Paradise Kiss es, sorprendentemente, muy entretenida. Tiene muy buen ritmo, los personajes, ayudados por la colorida puesta en escena, están todos muy vivos y sus interacciones son interesantes y divertidas; la historia no se hace nada pesada y desde el primer momento en el que George aparece en escena su historia con Yukari hace avanzar la película y nos sumerge de lleno en los sentimientos que se empiezan a formar entre los dos. Como en el manga, el mensaje de base es el mismo: no tengas miedo de ser diferente, lucha por tus sueños, no te conformes con lo que se supone que tienes que ser o tienes que hacer, no dejes que los demás determinen que hacer con tu vida. Si quieres algo, lucha por conseguirlo. Puede que, si luchas lo suficiente, si lo deseas lo suficiente, lo consigas, y puedas escapar de la vida mediocre que estabas llevando hasta ahora. No pienses que eso es lo único que puede ofrecerte la vida porque no es así.

      Como en el manga, Yukari se encontrará de bruces con una realidad que hasta ahora desconocía. Para ella, la mala fama de los alumnos del instituto Yazagaku es bien merecida. No quieren entrar en la universidad, no aspiran a un trabajo en una gran empresa, llevan esas pintas continuamente y no son serios. Pero una vez los conoce, Yukari se da cuenta de que es ella la que está equivocada, de que es ella la que se ha convencido a sí misma que estudiar es lo único que tiene que hacer, que no decepcionar a su madre es lo más importante, en vez de confiar en sí misma y en sus propias decisiones. Como en el manga, Paradise Kiss es este despertar a la vida, mediante un primer amor que te enseña lo que te habías estado perdiendo hasta ahora.

      La gran diferencia es que mientras el manga toma un rumbo mucho más realista (la relación entre Yukari y George es apasionada y maravillosa, pero está llena de problemas y es que ambos son muy diferentes e imponer su forma de ser al otro quizás no sea la mejor manera de mantener a flote su noviazgo) en la película deciden tirar por un rumbo más de cuento de hadas, de película romántica en el que los dos protagonistas se van enamorando y puede parece que su amor es imposible hasta que la magia cobra vida. De esta manera se pierde parte del mensaje del manga original (aprender a renunciar a algunas cosas importantes forma parte de la vida misma) pero la película gana en entidad propia, diferenciándose de la historia original. Por tanto, como adaptación pierde muchos puntos, pero como película independiente sale ganando.

      En cuanto a la caracterización ésta es bastante dudosa, quitando a Isabella (que es absolutamente adorable) ninguno guarda un gran parecido con su contrapartida en papel, pero todos los actores están tan encantadores que se les perdona. Osamu Mukai, en particular, hace un gran trabajo como George (aunque obvien su bisexualidad).

      Paradise Kiss, dejando de lado sus diferencias con el manga, es una película de amor adolescente realmente entretenida y bonita (con algún que otro triángulo amoroso como en el manga, pero tocado bastante de pasada), que te hace saltar las lágrimas en más de una ocasión. Un canto a luchar por nuestros sueños y a no conformarnos con lo que se supone que es la vida. No captará del todo la escencia del manga, pero es una película tan y tan cuca que realmente eso es lo que menos importa. Una película recomendadísima para uno de esos días en los que nos apetece olvidarnos de la horrible realidad y permitirnos a nostros mismos soñar despiertos durante un par de horas.

      LO MEJOR: Es sencillamente una monada de película. Y las canciones de la banda sonora interpretadas por YUI.
      LO PEOR: Cuando decide tomar su propio rumbo, renuncian a una parte muy importante del manga original. A todos nos gustan los cuentos de hadas, pero la vida real es muy distinta, como bien nos supo explicar la autora. Por eso hay que verla con la mentalidad de que no es una adaptación fiel del manga, sino otro punto de vista sobre la misma historia de base.