Películas

Cine & TV >


Cine Oriental >


Peppermint Candy (1999)


FICHA TÉCNICA
Título Original: Bakha satang
Género: Drama
Director: Lee Chang-dong
Cast: Seol Kyeong-gu, Moon So-ri, Kim Yeo-jin, Seo Jeong, Ko Seo-hee, Lee Dae-yeon, Kim Kyeong-ik, Jeong Woo-hyeok, Park Gil-soo, Yoo Yeon-soo, Kong Hyeong-jin, Lee Byeong-cheol, Choi Deok-moon, Yang Hee-kyeong, Jeong Mi-seong, Park No-sik, Yoo Seung-mok, Son Yeong-soon, Kim In-kwon, Seo Jin-won-II, Jo Han-cheol, Park Soo-young, Park Hye-jin, Yoon Mi-kyeong, Ji Dae-han
Guión: Lee Chang-dong
Producción: Myeong Gye-nam, Makoto Ueda
Nacionalidad: Corea del Sur
Año de estreno: 1999
Duración: 130 min

Valoración:

ARGUMENTO

1999, Yong-ho, nuestro protagonista, se presenta en una reunión de antiguos alumnos y causa un altercado a causa de su deplorable estado. Desesperado, Yong-ho se dirige a la vía del tren y se suicida, gritando que le gustaría volver atrás. A partir de ese momento, vemos un resúmen de su vida en forma de cronología inversa, en la que somos testigos de los momentos claves que condujeron hasta la toma de esa decisión.


TRAILER


VALORACIÓN

Llegué a esta película con las expectativas bastante altas porque había leído grandes elogios hacia ella. Y ciertamente, una película tan alabada por la crítica y que al público también gusta, algo tenía que tener. Pero, sintiéndolo mucho, yo no le he cogido el punto.

Siguiendo un orden cronológico inverso, algo que hizo Memento poco después y bastante mejor, el director nos muestra la evolución del protagonista para hacernos entender cómo ha llegado hasta el punto de querer acabar con todo y todo lo que ha pasado para transformarlo de un buen tipo al hombre detestable que es en el momento de su muerte. El problema es que el protagonista es tan increíblemente odioso, que cuando llegan los flashbacks de su juventud, de cuando todavía era un chico idealista y buena persona, le tenía ya tanto desprecio que no fui capaz de tener simpatía por él. Tampoco me ayudó que Seol Kyeong-gu tienda a la sobreactuación y se pase la película llorando y gritando, la verdad.

Y sí, los dos últimos segmentos son claves para hacernos entender el proceso por el que Yong-ho pierde la inocencia y algo se muere en su interior, el penúltimo es el más interesante de todos de largo, pero sinceramente, por mucho trauma que viva, creo que todo lo que le pasa se lo busca él solito y que podría haber luchado más para superarlo en vez de ponerse a tratar a todo el mundo como lo hace. Lo que decía, a estas alturas, no sentía absolutamente ninguna simpatía por él, de hecho deseaba que se hubiera suicidado antes para que la agonía durara menos.

He leído también que los sucesos que le pasan al protagonista, son reflejos de varios hechos clave en la historia de Corea del Sur, imagino que para el público coreano o para alguien que tenga unos conocimientos más amplios que los míos de la historia del pais, este detalle será un plus.

Me da pena cuando una película tiene tan buenas críticas y que no hay duda que está bien hecha, y luego yo la encuentro un tostón insoportable y eterno, y estoy segura de que con algún otro visionado la apreciaría algo más, pero, creo que aceptaré que esta película no es para mí y espero que si aún así decidís verla, os entre algo mejor que lo que lo hizo en mi caso.

LO MEJOR: El penúltimo flashback, tiene un momento muy intenso que está muy bien hecho.
LO PEOR: El protagonista. Le cogí tanto rechazo que fui incapaz de sentir lástima o simpatía por él al final, razón por la que la película no funcionó para mí.