Películas

Cine & TV >


Jóvenes >


Uno para Todas (2005)


     FICHA TÉCNICA
Título Original: Sisterhood of the Traveling Pants
Género/s: Adolescentes, Comedia, Drama, Romance
Dirección: Ken Kwapis
Reparto: Amber Tamblyn, Alexis Bledel, America Ferrera, Blake Lively, Jenna Boyd, Bradley Whitford, Nancy Travis, Rachel Ticotin, Mike Vogel, Michael Rady, Leonardo Nam, Maria Konstadarou, George Touliatos, Kyle Schmid, Erica Hubbard, Emily Tennant, Jacqueline Stewart, Sarah-Jane Redmond, Ernie Lively, Kendall Cross, Kristie Marsden, Patricia Mayen-Salazar, Patricia Drake, Katie Stuart, Diana Artuso, Jonathon Young, Beverley Elliott, Victoria Tennant, Alanna Dawn Ekkert, Tiara Santana, Ashley Hale, Kathryn Kirkpatrick, Brenda James
Guion: Delia Ephron & Elizabeth Chandler, adaptación de las novelas de Ann Brashares
Producción: Debra Martin Chase, Denise Di Novi, Broderick Johnson, Andrew A. Kosove, Steven P. Wegner & Melissa Wiechmann
Fotografía: John Bailey
Música: Cliff Eidelman
Nacionalidad: EE.UU.
Año de estreno: 2005
Duración: 119 min

Valoración:

     ARGUMENTO

      Carmen, Bridget, Lena y Tibby son amigas desde que nacieron y por primera vez van a pasar el verano separadas. Carmen en casa de su padre, Bridget en Mexico, Lena en Grecia con sus abuelos y Tibby en casa trabajando. El día antes de separarse encuentran unos vaqueros que, misteriosamente, a todas les entran pese a tener tallas diferentes. Pensando que es una señal del destino, deciden crear una serie de reglas e ir mandándoselos las unas a las otras durante el verano, creyendo firmemente que les pasarán cosas buenas cada vez que los lleven puestos.


     TRAILER


     VALORACIÓN

      The Sisterhood of the Traveling Pants, o Uno para Todas, adapta la popular novela de Ann Brashares y nos ofrece una coming of age muy correcta sobre cuatro amigas adolescentes que aprenden mucho sobre sí mismas el primer verano que pasan separadas.

      Encontrar películas de este género con chicos que pasan por experiencias vitales es muy habitual, pero films de esta temática con un reparto enteramente femenino lo es mucho menos. Uno para Todas nos ofrece la historia de cuatro amigas del alma que van a pasar el verano en diferentes localizaciones. Lena, la más tímida y apocada del grupo, se marcha a Grecia a casa de sus abuelos, y alli se enamorará de un apuesto local que la anima a atreverse a probar cosas nuevas. Carmen, la que tiene más carácter pero solo con la gente en la que tiene plena confianza, tiene muchas ganas de estar con su padre, al que apenas ve desde que se marchó de casa. El problema es que su padre ahora tiene otra nueva familia y Carmen no encaja para nada con ellos. Bridget, deportista, extrovertida y decidida, estará en Mexico jugando al fútbol, y allí se encaprichará de uno de los entrenadores. Por último tenemos a Tibby, que se queda en casa para trabajar en un empleo de poca monta y ahorrar para grabar su documental, con el que pretende demostrar que en mayor o menor medida todo el mundo da pena. Para mantener el contacto y explicarse las novedades, las chicas decidan compartir unos tejanos que han encontrado en una tienda de segunda mano que increíblemente les quedan bien a todas, convencidas de que cuando se los pongan algo mágico pasará.

      Me encanta ver películas ya no solo con personajes femeninos de protagonistas, sino que muestren una amistad entre chicas sincera como esta. No hay celos, ni se pelean por ningún chico, simplemente se ayudan y se apoyan las unas en las otras cuando se necesitan, y así es como debería ser: muerte al estereotipo de que las mujeres odian a las otras mujeres. Aunque en esta películas las vemos más tiempo separadas que juntas, en todo momento sabemos que cuentan con las otras si así lo precisan, y la escena cuando vuelve Bridget a casa es un gran ejemplo de ello.

      También me gustó mucho que las historias personales de cada una no tengan que ver exclusivamente con el romance, que es en lo que suelen caer este tipo de peliculas. Incluso en el caso de Lena, enamorarse no es más que el vehículo para permitirse a sí misma liberarse, para dejar de tener miedo de sentir y de vivir. Con Bridget tres cuartos de lo mismo, ella se da cuenta de que está huyendo del dolor y de que por mucho que se empeñe en fingir superar la muerte de su madre es realmente difícil. Carmen y Tibby tienen las mejores historias y las más emotivas. La primera dándose cuenta de lo poco que pinta en la familia blanca de su padre, que casi la trata como si fuera un bicho raro, y aprendiendo que tiene que sacar toda la rabia que siente hacia su padre antes de que le consuma por dentro. Y la segunda que quiere firmar un documental sobre el patetismo de la vida y acaba conociendo a una niña que ve la vida de un modo completamente distinto. Tanto America Ferrera como Amber Tamblyn están fantásticas, así como la pequeña Jenna Boyd.

      Es un film muy de su época, con la banda sonora tan del estilo de Dawson Crece, y protagonizada por cuatro rostros muy habituales de la televisión juvenil. Seguramente no tiene tanto encanto como las pelis de adolescentes de los ochenta y noventa, y no acaba de meterse de lleno en los temas que trata, pero aun así es muy cuca, las chicas tienen muy buena quimica entre ellas y es ideal para verla en pleno veranito (qué no daría yo para pasar un verano entero en Grecia).

      LO MEJOR: Que muestre una amistad femenina como Dios manda y que las historias de superación de cada una de ellas no tengan que ver únicamente con enamorarse de chicos.
      LO PEOR: Pelín manipuladora a ratos, y azucarada como es de esperar, además de que un poco más de profundidad en los temas que trata hubiera estado bien.