Series TV

Cine & TV >


Series TV >


Gossip Girl


      Avistada: Serena van der Woodsen, la chica mala del Upper East Side y desaparecida desde hace meses, de vuelta en Nueva York por algún motivo que todo el mundo desconoce. ¿Qué se traerá entre manos esta vez la chica más popular de la ciudad? Que tiemblen sus amigos y sus potenciales intereses amorosos, porque su regreso solo puede significar una cosa: problemas para todos. Pero no os preocupéis, porque la Reina Cotilla estará al pie del cañón para informaros puntualmente de los más jugosos y escandalosos cotilleos de esta pandilla de niños ricos que no tienen ni idea de lo que les espera.

      xoxo, Gossip Girl

     FICHA TÉCNICA

Nombre Original: Gossip Girl
País: Estados Unidos
Emisión: 2007-2012
Temporadas: 6
Total Episodios: 121
Duración de cada episodio: 42 min. aproximadamente
Canal: The CW
Géneros: Adolescente, Romance, Drama
Creada por: Josh Schwartz, basado en las novelas de Cecily von Ziegesar
Producida por: Josh Schwartz, Stephanie Savage, Bob Levy, Leslie Morgenstein & John Stephens
Intro: Steps of The Met de Transcenders

Valoración Global:

Reparto:
Blake Lively (Serena van der Woodsen)
Leighton Meester (Blair Waldorf)
Penn Badgley (Dan Humphrey)
Chace Crawford (Nate Archibald)
Taylor Momsen (Jenny Humphrey)
Ed Westwick (Chuck Bass)
Kelly Rutherford (Lily van der Woodsen)
Matthew Settle (Rufus Humphrey)
Jessica Szohr (Vanessa Abrams)
Kaylee DeFer (Ivy Dickens)
Kristen Bell (Gossip Girl)


     ARGUMENTO

      Una blogger que se hace llamar a sí misma Gossip Girl (la Reina Cotilla) se dedica a divulgar los secretos más escandalosos de los altivos adolescentes del Upper East Side, la zona rica de Nueva York, especialmente de los alumnos del prestigioso instituto privado femenino Constance y su contrapartida masculina el St. Jude. Cuando su principal víctima, Serena van der Woodsen, quien huyó a un internado después de acostarse con el novio de su mejor amiga regresa inesperadamente por motivos desconocidos, se abrirá la temporada de caza para la cotilla más venerada de la ciudad y de la que nadie está a salvo.


     GUÍA DE EPISODIOS

      Gossip Girl se estrenó el 19 de septiembre de 2007 en el canal The CW y finalizó el 17 de diciembre de 2012 con un total de seis temporadas y 121 episodios. Aunque sus primeras trece entregas se emitieron la noche de los miércoles, a partir de su regreso de la huelga la serie se mantuvo en su horario habitual de los lunes por la noche.

      Pulsa sobre las imágenes para acceder a la guía de episodios de la serie:

     PERSONAJES

Serena van der Woodsen

Interpretada por: Blake Lively
La it-girl del Upper East Side, a la cual adoran las cámaras (entre ellas la de Gossip Girl) siempre está en boca de todos por sus frecuentes salidas de tono: borracheras, escándalo público, fiestas interminables, pellas, un chico tras otro y hasta drogas forman parte de su día a día. Tras volver a Nueva York parece dispuesta a reformarse... ¿o no?

Blair Waldorf

Interpretada por: Leighton Meester
La reina de la Academia Constance lo tiene todo para triunfar: belleza, inteligencia, el novio perfecto y la perspectiva de un futuro brillante; no es de extrañar que todas las chicas quieran ser como ella. Sin embargo, Blair tiene un punto débil, y es su inseguridad cuando está cerca de Serena, lo que saca a relucir su lado más oscuro.

Dan Humphrey

Interpretado por: Penn Badgley
Hijo de una familia más modesta y residente en Brooklyn Dan no acaba de encajar entre los niños ricos que le miran por encima del hombro. Para él es muy injusto tener menos oportunidades solo por su procedencia y eso le hace sentir rencor hacia sus compañeros. Está enamorado de Serena desde hace tiempo, y su regreso parece el momento propicio para acercarse a ella.

Nate Archibald

Interpretado por: Chace Crawford
Nacido en el seno de una familia extremadamente controladora y que valora las apariencias por encima de casi todo, Nate ha tenido desde pequeño el camino bien marcado: casarse con su novia de siempre Blair, ir a la misma universidad que su padre, y con los años muy probablemente dedicarse a la política. Su amor por Serena será solo el primero de los actos de rebeldía en su asfixiante vida.

Jenny Humphrey

Interpretada por: Taylor Momsen
La más pequeña de la familia Humphrey es una apasionada de la moda, se confecciona su propia ropa y espera poder trabajar de diseñadora algún día. Sueña con ser popular y que las otras chicas la sigan y la admiren, o en otras palabras, quiere ser Blair Waldorf, aunque no es consciente de que para alguien como ella conseguir algo así entraña grandes sacrificios.

Chuck Bass

Interpretado por: Ed Westwick
Chuck encarna a la perfección el dicho "mejor que hablen mal de mí a que no hablen". El mejor amigo de Nate creció sin madre después de que esta muriera en el parto, y el haber sido criado por un sinfín de niñeras, con un padre que jamás le ha mostrado su afecto u orgullo, solo le ha hecho sentir un profundo desprecio hacia todo el mundo.

Lily van der Woodsen

Interpretada por: Kelly Rutherford
Cuando era joven la madre de Serena huyó de casa, hastiada de su padre ausente y su madre controladora, aunque a medida que pasó el tiempo Lily terminó convirtiéndose en lo que más detestaba. Gran amante del dinero y del lujo, Lily acumula una ristra de divorcios, en parte porque siempre se ha preguntado qué hubiera pasado si en su momento hubiera seguido a su corazón.

Rufus Humphrey

Interpretado por: Matthew Settle
El sensato y comprensivo padre de Dan y Jenny dejó atrás una enérgica carrera como músico para dedicarse en cuerpo y alma a su familia, aunque a menudo no deja de acordarse de aquellos tiempos de libertad en los que componía canciones para la chica de la que estaba enamorado, Lily, a la que nunca ha conseguido olvidar del todo.

Vanessa Abrams

Interpretada por: Jessica Szohr
Vanessa y Dan son amigos de la infancia, y todo parecía indicar que serían algo más... Hasta que Dan se enamoró de Serena. Vanessa proviene de una familia hippy, ha estudiado en casa y siente un profundo desdén por los niños ricos del Upper East Side, quienes tampoco la ven con muy buenos ojos a ella. Quiere dedicarse al cine, como directora de documentales o guionista.

Ivy Dickens

Interpretada por: Kaylee DeFer
Ivy es una aspirante a actriz con poco talento que sin comerlo ni beberlo acaba metiéndose de lleno en el papel de su vida: hacerse pasar por la prima de Serena van der Woodsen. Aunque parece tener claro lo que tiene que hacer, pronto descubre que regodearse en el ambiente del Upper East Side es más que adictivo, y tendrá que guardar su secreto a toda costa si no quiere perderlo todo.


     VALORACIÓN

      Aunque con los años ha ido evolucionando hacia otros géneros, en sus inicios el joven canal The CW era considerado como el hogar por excelencia de las series de amoríos adolescentes, y más específicamente sobre los amoríos de niños ricos y pijos. Gossip Girl, la adaptación de la serie de novelas de Cecily von Ziegesar, se convirtió rápidamente en el estandarte de la cadena: su primera serie de producción propia (es decir, no heredada de la Warner Bros ni de la UPN) en convertirse en un éxito total, y todo un referente para los jóvenes de Estados Unidos que seguían semana a semana los escándalos protagonizados por Serena van der Woodsen, Blair Baldorf y su círculo de amistades del Upper East Side.

      Los primeros trece episodios de Gossip Girl dan exactamente lo que uno espera de ella: es ácida, es divertida, es burbujeante y es imprevisible. Sus personajes destacan por no ser exactamente los arquetipos a los que representan, sorprendiendo con sus reacciones y por ese punto de maldad que todos, sin excepción, sacan a relucir cuando se les provoca. En ese sentido la serie destaca principalmente por Leighton Meester, que consigue que el espectador simpatice con un personaje tan horrible como es Blair; aunque tampoco hay que desmerecer a Blake Lively porque su Serena es fresca y magnética, encarnando a la perfección su rol asignado. Desgraciadamente, la temporada del estreno de Gossip Girl fue aquejada por la famosa huelga de guionistas, y el bajón que pega a la vuelta es considerable. Aunque todavía le falta para convertirse en una sombra de lo que era, jamás llega a recuperar la fuerza de esos primeros episodios.

      Pasiones adolescentes, traiciones, secretos, venganzas... Gossip Girl engancha porque ofrece todo lo que una buena serie de romance adolescente ha de tener, y además tiene a su favor que no suele caer en la moralina fácil de otras producciones estadounidenses sino que es consciente de que su público lo que quiere ver es a sus personajes sacando las uñas y haciendo lo que sea para lograr sus ambiciones. Sin embargo, eso es en última instancia lo que lleva a la serie a su descalabro: llega un momento en el que el foco principal empieza a ser el odioso romance entre Blair y Chuck y decide que la única forma de redimir al que debería haberse quedado como el villano de la función es demonizar al resto de personajes para que Chuck ya no salga perdiendo con la comparación. Es la insistencia en romantizar una historia que deja de tener gracia en cuanto entramos en terrenos abusivos que Blair se convierte en una caricatura de sí misma, que Dan queda totalmente destrozado como personaje y que se nota la falta de ideas de los guionistas que no hacen más que alargar una situación absolutamente desquiciante.

      Hasta la tercera temporada más o menos la serie todavía se sostiene, pero es a partir de la cuarta cuando todo se viene abajo como un castillo de naipes. El horrible cuarteto amoroso entre Blair, Chuck, Louis y Dan es insufrible, Nate queda totalmente anulado, es evidente que los guionistas no tienen ni idea de qué hacer con Vanessa y las historias de amor de Serena son cada vez más desastrosas. Con tramas totalmente abandonadas (¿Por qué no se vuelve a mencionar a Scott? ¿Por qué tanto rollo con la universidad si después ya no se les vuelve a ver pisándola?) y otras que una no sabe si calificarlas como surrealistas o directamente ridículas, la serie toca fondo cuando tira por la borda el poco resquicio de diversidad que le quedaba y decide convertir en personaje regular a Ivy Dickens, a la que da vida una Kaylee DeFer cuya interpretación hace que Taylor Momsen a su lado parezca Meryl Streep y que es probablemente el personaje más superfluo y anodino que he visto en mucho, mucho tiempo. Lo único rescatable a esas alturas es la presencia de Elizabeth Hurley, que se lo pasa teta en su papel y que es la única que parece entender realmente donde está.

     Y por supuesto hay que comentar el gran misterio de la serie: la identidad de la Reina Cotilla. Creo que lo mejor es verla sabiendo ya quién es porque entonces te das cuenta del despropósito de los guionistas que claramante se lo sacan de la manga sin tener en cuenta todo lo acontecido anteriormente. Esa persona como Gossip Girl no tiene NINGÚN sentido, y la gran revelación no hace sino clavar otro clavo más en el ataúd de lo que una vez fue una más que destacable serie para adolescentes y que termina siendo un absoluto y exasperante desastre.

      Pero pese a ese declive en calidad, no se puede negar que Gossip Girl siempre fue todo un referente en lo que a ropa y peinados se refiere. Aun cuando toca fondo al menos tienes el consuelo de poder seguir disfrutando de los modelitos de Serena y Blair porque en ese aspecto nunca decepciona.