Series TV

Cine & TV >


Series TV >


Misfits


      En la segunda década del siglo XXI las series de televisión sobre superhéroes proliferaron gracias a la popularidad del género entre los espectadores. Así, casi cada canal, abierto o cable, tiene su propia versión de humanos normales y corrientes que desarrollan un poder increíble con el que pueden hacer el bien y ayudar a los demás - o todo lo contrario, claro. En la primera década también encontramos numerosos ejemplos de series de estas características, pero seguramente hay dos que sobresalen por encima de las demás. La primera es, cómo no, Héroes, del canal NBC, y la segunda es la particular propuesta del canal británico E4: Misfits, o qué pasaría si un grupo de delincuentes adquiriera de repente asombrosos poderes paranormales.

     FICHA TÉCNICA

Nombre Original: Misfits
País: Reino Unido
Emisión: 2009-2013
Temporadas: 5
Total Episodios: 37
Duración de cada Episodio: 45 min. aproximadamente
Canal: E4
Géneros: Ciencia Ficción, Terror, Acción, Comedia
Creada por: Howard Overman
Producida por: Kate Crowe, Matt Strevens & Nick Pitt
Música Original: Vince Pope
Intro: Echoes de The Rapture

Valoración Global:

Reparto:
Iwan Rheon (Simon Bellamy)
Robert Sheehan (Nathan Young)
Lauren Socha (Kelly Bailey)
Nathan Stewart-Jarrett (Curtis Donovan)
Antonia Thomas (Alisha Daniels)
Joseph Gilgun (Rudy Wade)
Karla Crome (Jess)
Nathan McMullen (Finn Samson)
Natasha O'Keeffe (Abbey Smith)
Matt Stokoe (Alex)
 

     ARGUMENTO

      Un grupo de jóvenes delincuentes que deben prestar servicio comunitario como consecuencia de sus delitos son alcanzados por un rayo después de que estalle una repentina y misteriosa tormenta. Tras eso, descubren que han adquirido superpoderes, y también que no son los únicos. A partir de entonces, tendrán que enfrentarse a toda clase de situaciones increíbles.


     GUÍA DE EPISODIOS

      Misfits se emitió entre 2009 y 2013 con un total de 37 episodios (más dos webisodios) divididos entre cinco temporadas. Howard Overman se encargó del guion de todos los episodios de las dos primeras temporadas y de la mayoría del resto, salvo un puñado que fueron escritos por Jon Brown.

      Pulsa sobre las imágenes para acceder a la guía de episodios de la serie:

     PERSONAJES

Simon Bellamy

Interpretado por: Iwan Rheon
Un chico muy tímido y antisocial amante de la edición de vídeos que pasa sus días encerrado en su habitación frente al ordenador. Su delito fue prender fuego a la casa de su vecino, un antiguo amigo que lo dejó de lado en cuanto crecieron, y tras la tormenta adquiere el poder de la invisibilidad, muy afín a su personalidad.

Nathan Young

Interpretado por: Robert Sheehan
Obligado a hacer servicio comunitario solo por comer unas golosinas, o eso dice él, Nathan saca de quicio a sus compañeros por sus constantes salidas fuera de tono, sus opiniones ofensivas y su obsesión por el sexo. Su madre lo ha echado de casa y ahora vive en el centro comunitario. Para postres, parece ser el único que no desarrolló ningún poder después de la tormenta.

Kelly Bailey

Interpretada por: Lauren Socha
Malhablada y con temperamento, Kelly presta servicios sociales por lo que uno esperaría: por pelearse con otra chica. Su poder es el de ser capaz de escuchar los pensamientos de los demás, algo que puede ser útil en ocasiones pero que realmente le causa más problemas que otra cosa. Para empezar, rompe con su prometido precisamente por poder oír lo que de verdad piensa de ella.

Curtis Donovan

Interpretado por: Nathan Stewart-Jarrett
Era un atleta muy prometedor, con vistas de participar en los Juegos Olímpicos de 2012, hasta que su carrera quedó truncada cuando la policía lo pilló con cocaína, aunque salió relativamente ileso si lo comparamos con el destino que sufrió su entonces novia. Le embarga tal sentimiendo de culpabilidad al pensar en ello que tal vez por eso el poder que recibe es el de volver atrás en el tiempo.

Alisha Daniels

Interpretada por: Antonia Thomas
Alisha sabe que tiene un físico que resulta muy atractivo para los hombres, y sabe cómo sacerle el máximo partido. Tras ser detenida por conducir bebida, después de ser alcanzada por la tormenta el poder que desarrolla es el de que cualquiera que la toque deseará intensamente acostarse con ella, algo que le resultará un hándicap cuando conozca al chico del que se enamorará de verdad.

Rudy Wade

Interpretado por: Joseph Gilgun
Un antiguo compañero de insituto de Alisha que después de la tormenta queda dividido en varios Rudys que simbolizan partes de su personalidad original. Rudy no tiene ningún tipo de filtro ni respeto por los demás, y es un promiscuo empedernido que ni siquiera recuerda los nombres de las mujeres con las que se acuesta... Aunque eso cambiará cuando conozca a una mujer muy especial.

Jess

Interpretada por: Karla Crome
Nadie sabe el motivo por el que Jess está en servicio comunitario, pero sí sabemos que cuando era una adolescente sufrió depresión y un trastorno alimentario a los que siguieron una traición de alguien muy cercano que la ha dañado profundamente. Jess es muy intuitiva y siempre sabe cuando le están mintiendo, tal vez por eso desarrolla el poder de rayos-x para ver a través de las paredes.

Finn Samson

Interpretado por: Nathan McMullen
Su baja estatura y sus pocas habilidades sociales, especialmente cuando trata con el sexo opuesto, hacen que Finn no sea demasiado popular. Después de romper con su novia de siempre Finn se enamora de Jess, pero lo tiene complicado para que ella lo vea como algo más que un amigo. Su poder es el de mover objetos con la mente, aunque no lo controla muy bien.

Alex

Interpretado por: Matt Stokoe
Trabaja en el bar de Curtis y gracias a su físico es muy popular con las chicas, aunque también resulta muy llamativo que las rechace a todas. Curtis piensa que es gay, Alex lo niega, ¿por qué esa actitud pues? Lo cierto es que Alex, que siempre había sido un mujeriego, ahora guarda un secreto que le avergüenza enormemente y por el que no quiere acercerse íntimamente a nadie.

Abbey Smith

Interpretada por: Natasha O'Keeffe
Nadie sabe bien de dónde ha salido Abbey, ni siquiera ella misma, puesto que, según ella, perdió la memoria con la tormenta. Y es que no recuerda nada de nada de antes de la tormenta, incluso el nombre de Abbey Smith se lo ha puesto ella porque le parece que suena bien. Ahora, Abbey se pasa los días probando de todo para descubrir quién es en realidad.


     VALORACIÓN

      ¿Qué pasa si mezclamos una peli cualquiera de superhéroes con Skins y la aderezamos con un poquito de Doctor Who? Pues que tendríamos Misfits como resultado, otra gamberrada del canal E4 que ofrece su propia versión de un género tran sobreexplotado como el de los superhéroes y consigue ofrecer una visión única... y absolutamente irreverente.

      Misfits es no solo una gamberrada, sino una locura de principio a fin. Bajo la premisa de que un grupo de delincuentes adquiere poderes de repente y que cada semana se tienen que enfrentar a enemigos y retos cada vez más alucinantes e impredecibles, Howard Overman nos ofrece algo que, otra cosa no, pero rezuma originalidad por los cuatro costados. Es difícil encontrar un producto parecido, más allá de los símiles que podamos hacer con otras series adolescentes y de ciencia ficción. Y, desde luego, si por algo destaca Misfists es por lo brutísima que es. No solo es violenta y explícita en todos los sentidos, sino que el lenguaje es lo más vulgar que me he echado a la cara en mucho tiempo. Ya solo con Nathan y más tarde con Rudy que Misfits es el anti-PG, jamás se preocupa de ser políticamente correcta, y casi ninguno de los protagonistas es lo que podría denominarse una buena persona, no, son todos unos cabrones y sueltan y hacen cada burrada que no ha terminado todavía un episodio que ya estás deseando ver el siguiente para ver por dónde te van a salir esta vez.

      La serie, al más puro estilo británico, está dividida en temporadas extremadamente cortas, que no superan los diez episodios de duración. Por un lado eso le beneficia porque no tiene apenas paja con la que rellenar episodios, pero por el otro sí que se echa en falta un poquito más para acabar de desarrollar bien todos los temas que introduce. Y es que aunque al principio comienza como una de esas series en las que cada episodio se encuentran con una situación o caso que resuelven al final del mismo, a partir del final de la primera temporada y especialmente en la segunda adquiere un cariz mucho más complejo al empezar a desembrollarse una trama con muchas más capas de las que podíamos imaginar en un principio. Si la serie en su primer año era divertidísima y rayaba a un nivel bastante alto, la segunda casi casi roza la perfección; el episodio seis de esta es una de las mejores horas de televisión que he tenido el placer de ver en mis años de seriéfila.

      La tercera temporada acusa la baja de Nathan, ya que su actor dejó la serie para irse a Hollywood. Lo cierto es que Nathan dotaba de mucha energía a la serie, y Robert Sheehan tiene el mismo don que tenía Jack O'Connell en Skins: hacer que un personaje tan absolutamente odioso te caiga simpático. Desgraciadamente desde su marcha las cosas ya no vuelven a ser iguales, y aunque Joseph Gilgun es magnífico, también es verdad que al principio cuesta un poquito hacerse a Rudy porque es exactamente el mismo perfil que Nathan, el del tipo ofensivo obsesiando por el sexo. La temporada tiene episodios muy buenos, eso sí, y da una buena conclusión a la historia del encapuchado cerrando todos los flecos, pero con eso de que al final de la temporada decimos adiós a Simon, Alisha y Kelly deja la sensación de que todo es muy apresurado y un pelín forzado, sobre todo la relación entre Alisha y Simon. Además, cuando un par de temporadas después ves que todavía no ha pasado ni un año desde que los chicos adquirieran los poderes, la trama del encapuchado queda un poco deslucida, lo cual es una pena porque la segunda temporada tenía un potencial que por esas circunstancias no acaba de cumplirse del todo.

      La cuarta temporada es sin ninguna duda la más floja de todas. Aunque el nuevo reparto no es malo (Jess particularmente me gusta un montón), se hace un poco pesada al no tener una trama definida y al sacar muy poco partido de los poderes de los chicos. Y luego está la historia de Alex que es HORRENDA, no sé en qué demonios estaban pensando cuando la escribieron. De esta temporada casi solo se salva el episodio 4, si lo habéis visto me entenderéis y si no ya cuando lleguéis ya sabréis por qué; todavía no lo he superado.

      Afortunadamente si uno no tira la toalla después de esta temporada, la quinta y última es muchísimo mejor. La historia del grupo de apoyo para gente con poderes y la de los jerseys que predicen el futuro da mucha vida a una serie que estaba medio muerta, sacan partido al pobre Alex con un poder que da mucha cancha y especialmente Joseph Gilgun ya se convierte totalmente en la estrella gracias a su papel doble; Rudy 2 da mucho juego y el actor lo hace fenomenal. Entiendo que el nuevo grupo de superhéroes podría haber sido un intento de spin-off que se quedó en nada, y el final no es tan épico como podría esperarse viendo la trayectoria de la serie, pero es una conclusión muy correcta en todos los sentidos.

      Durante un tiempo se habló de la idea de una película en la que aparecieran personajes de todas las eras, aunque por diversos motivos nunca llegó a hacerse. Hubiera sido fantástico poder volver a ver al grupo original, ya que apenas tuvimos tiempo de disfrutar de ellos, pero viendo lo que pasó con Lauren Socha no parece problable que esa reunión llegue a producirse algún día. Aunque viendo que estamos en la era de la resurrección de series, quién sabe.

      Sea como sea, ver Misfits es toda una aventura que ya no solo los fans de la ciencia ficción o los superhéroes no deberían perderse, sino que es muy recomendable para cualquier seriéfilo que se precie porque se encontrará una serie divertida, socarrona, entrañable, imprevisible y absolutamente única en su especie.