Series TV

Cine & TV >


Series TV >


Moonlight


      Moonlight es una serie de temática vampírica protaonizada por Alex O'Loughlin que debutó en el canal CBS en la temporada de otoño de 2007, siendo cancelada en 2008 tras dieciséis episodios y quedándose en una única temporada muy querida y recordada por sus fans.

     FICHA TÉCNICA

Nombre Original: Moonlight
País: Estados Unidos
Emisión: 2007-2008
Temporadas: 1
Total Episodios: 16
Duración de cada Episodio: 42 min. aproximadamente
Canal: CBS
Género: Sobrenatural, Acción, Drama, Romance
Creada por: Ron Koslow & Trevor Munson
Producida por: Ron Koslow, Trevor Munson, Gerard Bocaccio, Joel Silver, Rod Holcomb, Chip Johannessen, Gabrielle Stanton, Harry Werksman, David Barrett & David Greenwalt
Música Original: Trevor Morris & John Frizzell

Reparto:
Alex O'Loughlin (Mick St. John)
Sophia Myles (Beth Turner)
Jason Dohring (Josef Kostan)
Shannyn Sossamon (Coraline Duvall)

     ARGUMENTO

      Mick St. John ha sido vampiro durante más de cincuenta años, después de que su esposa Coraline le transformara sin su consentimiento durante la noche de bodas. Con los años, Mick ha asumido su nueva naturaleza, pero jamás la ha aceptado del todo. Mick trabaja como investigador privado como forma de ayudar a los demás. Veintidós años atrás, un caso de secuestro de una niña cambió su vida, y ahora vuelve a hacerlo cuando la niña, Beth Turner, ahora una reportera que investiga crímenes, comienza a colaborar con él en diferentes casos. Mick siempre ha cuidado a Beth en la distancia, pero ahora es diferente, ahora está empezando a sentir cosas por una humana que pueden complicarlo todo, y más cuando Beth descubre la verdad sobre él.


     GUÍA DE EPISODIOS

      Moonlight empezó a emitirse el 28 de septiembre de 2007 en CBS, las noches de los viernes junto a Entre Fantasmas. El 18 de enero se emitió el episodio número 12, el último de la orden inicial, y estuvo de parón hasta abril debido a la huelga de guionistas, emitiendo cuatro episodios más hasta llegar a los dieciséis totales. El último episodio se emitió el 16 de mayo de 2008. Aunque el canal afirmó que era más que posible que la serie renovara, finalmente decidieron cancelarla. Durante unos meses la serie tuvo la opción de pasar a otro canal (siendo The CW y el canal SyFy los candidatos) pero finalmente no encontró comprador y la cancelación fue definitiva.

      Pulsa sobre la imagen para acceder a la guía de episodios:

     PERSONAJES

Mick St.John

Interpretado por: Alex O'Loughlin
Su esposa Coraline le convirtió en un vampiro durante su noche de bodas, hace más de cincuenta años. Desde hace años Mick trabaja como investigador privado, ya que su deseo es el de ayudar a la gente. Mick nunca ha dejado de desear ser humano, y este deseo se intensifica cuando se reencuentra con Beth, a la que salvó la vida veintidós años atrás.

Beth Turner

Interpretada por: Sophia Myles
Cuando era pequeña fue secuestrada y rescatada por un hombre cuya identidad no conoce, pero, sin embargo, siempre se ha sentido segura, como protegida. Ahora Beth trabaja como reportera para Buzzwire, una web de sucesos y cotilleos, encargándose de las notícias relacionadas con crímenes. Hará equipo con Mick, con el que siente una conexión especial.

Josef Konstan

Interpretado por: Jason Dohring
El mejor amigo y mentor de Mick es un vampiro de más de cuatrocientos años, es rico y siempre está rodeado de lujos y mujeres guapas. Josef es cínico y considera a los humanos una raza inferior, por lo que siempre se burla de la relación de Mick y Beth. Pero lo cierto es que Josef no siempre se ha sentido así, sino que algo le marcó para siempre.

Coraline Duvall

Interpretada por: Shannyn Sossamon
Coraline probiene de la realeza francesa del siglo dieciocho. Durante los años cincuenta se casó con Mick, al que convirtió en vampiro durante la noche de bodas para que así pudieran estar juntos durante toda la eternidad. Años más tarde, tras el rechazo de Mick, secuestró a Beth con la idea de convencerle de crear una familia juntos, y Mick se vio obligado a matarla.


     VALORACIÓN

      Moonlight es una serie adelantada a su tiempo. Realmente, se estrenó en el año equivocado. La huelga de guionistas sin duda le perjudicó como a tantas otras series, pero también tuvo la mala suerte de emitirse justo antes de que la película de Crespúsculo se estrenara en cines (que por cierto, la serie llamaba originalmente precisamente Crepúsculo) y propiciara el boom vampírico; series como True Blood y Crónicas Vampíricas se han beneficiado de este boom que se le escapó a Moonlight por los pelos.

      Además, el hecho de ser una serie de televisión por abierto en vez de por cable y de estar en la CBS le resultó algo limitante; la CBS es de sobras conocida por sus procedimentales y Moonlight se adscribía perfectamente al formato, con episodios auto-conclusivos y un caso a resolver por semana y luego una historia de fondo que se iba desarrollando durante toda la temporada, como es habitual en las series de este estilo.

      De entre los aspectos positivos, destacaría que Moonlight ofrece una perspectiva interesante de los vampiros: no los romantiza excesivamente, no los limita en el sentido de que puedan estar expuestos a la luz del día (los va debilitando gradualmente, pero no los mata instantáneamente) y uno no se transforma únicamente por ser mordido. El concepto de sire y algunos otros detalles como las limpiadoras están bien introducidos en la mitología. El romance entre vampiro/humana, pese a no ser el colmo de la originalidad, está bien tratado, y las dudas que les surgen a los dos sobre embarcarse en una relación proviniendo de dos mundos totalmente distintos es creíble y realista. O'Loughlin y Myles tienen buena química y su romance es el pilar sobre el que sostiene la serie, pero como decía, no se hace empalagoso ni excesivamente azucarado y la presencia de Coraline ayuda a que no se haga repetitivo. Josef es el personaje más interesante, aporta el toque de sarcasmo y oscuridad para que sirva de contrapunto a la lealtad y nobleza de Mick, y la interpretación de Jason Dohring (conocido por su papel de Logan en Veronica Mars) ayuda mucho, una pena que no tenga más presencia en pantalla.

      Por otro lado el rechazo a su condición de vampiro y algunas de las decisiones que tiene que tomar Mick (la mejor escena sin duda es la que comparten él y Josef en Fated to Pretend) es otro de los aspectos más destacados de la serie. Sin olvidarnos de la maravillosa banda sonora compuesta por Trevor Morris y una dirección bastante sobresaliente, especialmente en algunos planos muy muy inspirados como el del amanecer en la terraza de Mick.

      En el ámbito negativo, aparte de esa estructura de procedimental que comentaba al principio, es que le cuesta mucho aprovechar el aspecto sobrenatural de la trama. Los vampiros se supone que tienen que ser seres terroríficos, y Mick, pese a lo mucho que trata de conservar lo que queda de su humanidad, no deja de ser un monstruo, es un ser inmortal, que se alimenta de sangre humana y vive de noche (que la serie esté ambientada en la luminosa Los Ángeles no ayuda demasiado); hay muy pocas ocasiones en las que vemos esa verdadera naturaleza del vampiro, por eso es una pena que no haya más episodios como Love Lasts Forever. Asísmismo, tampoco le da tiempo a explorar las consecuencias de la decisión que toma Beth en Click, y que contrastan con las tomadas por Mick en Sonata: ¿hasta dónde podemos llegar para proteger a aquellos a quienes queremos?

      El problema está, claro, en que la serie, en sólo dieciséis episodios, no tiene tiempo a explorar casi nada. Buena parte de su andadura la pasa siendo una serie genérica cuya única diferencia con los otros procedimentales del canal es que el protagonista es un vampiro. Y cuando por fin empieza a ponerse interesante es cuando la cancelan, quedándonos con las ganas de saber qué ocurrirá con la información que le cae en las manos a Talbot al final de la serie.

      Moonlight se ha convertido en una serie de culto y aún hoy muchos fans lamentan amargamente su cancelación. Para los fans de las series de vampiros es una buena propuesta pese a su corta duración, pero para quien busque algo más adulto y más centrado en el terror y en el aspecto sobrenatural la serie se le quedará corta.

      Es una pena que al final no terminara en la CW porque hubiera pegado mucho con series como Crónicas Vampíricas o Sobrenatural pero supongo que el reparto ya era algo mayor para el canal (aunque eso sí a nivel de atractivo físico O'Loughlin se merienda al 99% de la CW. Pero con el pelo corto mucho mejor, también hay que decirlo).