FANFIC DESTINY OF COLORS

En este segundo capítulo conoceremos una serie de secretos, la inquietante confesión de Hyde acerca de L'Arc~en~Ciel y también aquellos eventos desconocidos que rodearon la grabación de "Moon Child"...

Capítulo 2: Orange

"La tibieza del atardecer, vive en el brillo de tus ojos"

Gackt


Gackt se sentía intrigado, se acercó para entregar su trago a Hyde, y luego fue él quien se entregó a las palabras de éste, palabras que le sumieron en un recuerdo oscuro, ahora sabría cual era el destino, contra el que Hyde estaba luchando...

Era una tarde fría en Japón, el aire helado rozaba el rostro triste de Hyde, quien habría deseado suspender sus pensamientos con el frío del atardecer, pero era inútil. Los pasos se hacían infinitos, eternos golpes sobre el concreto de aquella ciudad dura, pero llena de recuerdos. Reunir la fuerza para acudir a esta reunión ya era pedir demasiado a su cuerpo y a su alma.

-Ojalá el camino fuera eterno -pensó- por primera vez realmente no quiero llegar.

El atardecer anaranjado bañaba esa triste figura que se detuvo frente a un lugar muy especial, el departamento de Tetsuya Ogawa, aquel lugar en que en otro tiempo, sí conoció la felicidad.

Tocó el timbre con desgana, un rostro conocido le abrió la puerta. Era Yukihiro Owaji, a pesar de tener una buena amistad con Hyde, éste no le dirigió palabra alguna, por lo visto la conversación ya había empezado, el ambiente en aquel departamento era algo más oscuro que el atardecer en Tokio. Cuando Hyde entró vio a toda su banda reunida, Yukihiro, Ken y él... Tetsu. Tetsu no le miró siquiera, comenzó a hablar apenas él tomo asiento.

- Bueno, ahora que estamos todos, es mejor que hablemos sin más miramientos. Quiero que sepan que lo que voy a decirles es irrevocable.

Hyde sintió un dolor en su pecho, pero se contuvo y permaneció en silencio. Estaba a punto de escuchar las palabras que había temido toda su vida y era su culpa. De pronto Tetsuya habló con firmeza.

-Es necesario que nos separemos, L'Arc~en~Ciel no puede seguir.

Ken Kitamura se levantó exaltado.

-¡No Tetsu!, tiene que haber otra forma, no podemos perder lo mejor que hemos hecho. Esta banda es nuestro sueño, tal vez es más que eso.

Nadie decía nada, ¿acaso no había nada que decir?.

-Además será un escándalo, acaso no piensas que esta separación será demasiado sospechosa, estamos pasando por un gran momento, la cima de nuestra carrera y... que dirán los fans... ¡piensa en ellos por favor!

Ken se arrodilló junto a Tetsuya, y tomó su mano, luego le habló con suma suavidad.

-Tetsu amigo, podemos enfrentarlo, hemos pasado muchos problemas dentro de la banda, pero algo haremos lo prometo.

Tetsu no se movía, tampoco hablaba, sólo permanecía sentado mirando el piso. Yuki también tomó la palabra.

-¡Hyde, dile algo, somos profesionales, podemos mantener al margen los problemas personales!.

Hyde no podía ni hablar, solamente quería llorar, salir corriendo, pero no podía, tenia que mostrar un mínimo de fortaleza frente a ellos. Luego Tetsu habló.

-¡No! Ya está decidido. Y con respecto al escándalo, eso es fácil de manejar.

Habló con decisión, después de todo él había sido su líder durante mucho tiempo y en éste... el final, no perdía su autoridad.

-Diremos que fue alguno de nosotros, cualquiera quien lo solicito, diremos que lo decidimos en pro de nuestros proyectos personales, muchas bandas lo hacen, nada tiene de raro. Lo mejor es decir que nuestra vuelta es indefinida, así sólo será cuestión de tiempo, es lo menos doloroso para nuestros fans.

El silencio fue eterno en esa habitación, todos se sentían tristes, pero en el fondo entendían a Tetsuya, si algo era tan fuerte como para proponer esta idea, era mejor no cuestionar más. Finalmente todos estuvieron de acuerdo, Ken se retiró. Después de abrazar muy fuerte a Tetsuya se acercó a Hyde y se despidió de él con una sonrisa, esto tranquilizó un poco a Hyde, por un segundo no se sintió tan solo. Luego se retiró Yukihiro, quien prefirió marcharse sin grandes preámbulos.

-Es mejor que yo también me vaya Tetsu.

Tetsu, que frió sonaba ese nombre, Tet-chan, ¿ya nunca podría llamarle Tet-chan de nuevo?. Hyde por primera vez en la jornada fue capaz de mirar a Tetsu a los ojos.

-Sí, te acompaño hasta la puerta, yo también saldré, necesito caminar.

Ambos salieron de la casa. Luego Tetsu se alejó rápidamente, pasó junto a Hyde sin tocarlo con su mirada, su rostro no demostraba ningún sentimiento, Hyde se enfrentó nuevamente al frió de la ciudad, pero éste se desvanecía ante la frialdad del corazón de Tetsuya. Quien se marchó sin decir más que un simple... ... Adiós.

Hyde permaneció en la esquina, justo en el lugar donde tantas veces se reunieron, primero como amigos y luego como algo más. De pronto...

- ¡¡¡Tetsu!!!...

Un grito desgarrador cortó el silencio, era Hyde. Tetsuya se detuvo, pero no se volvió. Ambos corazones latían al mismo ritmo, mientas las nubes cerraban el cielo, oscureciendo aún más el triste panorama.

-Tetsu... perdóname, perdóname por lo que más quieras, no me hagas esto... ¡Me muero Tetsuya, me estás matando, no te vayas así!... no así... Yo no podré hacerlo Tetsu, no podré seguir el resto del camino si te pierdo.

Tetsu se volvió hacia Hyde, lagrimas caían por sus mejillas, pero su expresión no era de tristeza, sino de rabia, de odio profundo. Hyde jamás había visto un sentimiento así en Tetsuya. Esto le dejó paralizado.

-¡No te atrevas a pedirme nada, escuchaste! Cómo has podido engañarme así, cómo has podido mentirme. Yo... ... te amé, te amé de verdad, te he amado más allá de todo, desde hace demasiado tiempo, tal vez desde el primer momento... pero tú... Tetsuya cerró sus ojos, sus lágrimas lo inundaban todo y Hyde ya no sabía que decir.

-¡No Hyde¡, no más oportunidades, no más juegos... Pensé que había algo especial, realmente lo creí, que tonto soy, sí... sigo siendo el tonto de siempre, el mismo que te creía cada vez que prometías dejar a Sakura, el mismo tonto que confió en ti, pero no más... ya no creo en...

Tetsu bajó la mirada, susurrando entre suspiros unas leves palabras para si...

-Ya no creo en tus "ojos llorosos".

Tantas imágenes acudían a su mente, y aquella melodía, "blurry eyes", la canción con la que forjaron entre juegos su amor.

"Meguri kuru toki ni taisetsu na hito wa moo... En la cambiante estación, aquella persona preciosa para mí… furi muita sono hitomi ni chiisana tameiki. Me ha mirado con esos pequeños ojos, suspirando. (Your blurry eyes) ...tus ojos llorosos (Your blurry eyes) ...mi corazón (Your blurry eyes) ...seguirá (Your blurry eyes) ...distante"

Tetsu levantó su mirada hacia Hyde.

- Yo... ¡¡¡¡Te odio Hyde!!!!

Esas palabras resonaron en Hyde, más profundo que nada en su vida, esas palabras inundaron el vacío de su ser. Y así, justo en aquella pequeña esquina de Tokio, comprendió por primera vez en su vida, qué era el amor y cuál era el precio de la traición. Tetsuya se volvió y caminó con decisión, se alejó de Hyde sin mirar atrás. No, ya no miraría nunca más atrás, Hyde era parte de su pasado.
Hyde sintió que todo había terminado, L'Arc~en~Ciel, su amistad y su amor, todo... Las lágrimas le segaron y sólo por un segundo sintió que ya nada existía... y eso no le importaba.

Gackt no podía creer lo que escuchaba, ahora comprendía todo, comprendía la extraña conversación de Hyde y Sakura aquella noche y también la tristeza en los ojos de Hyde. Todo formaba parte de un gran rompecabezas, que solamente ahora tenía sentido, L´Arc~en~Ciel realmente se había separado por causa de la traición de Hyde a Tetsuya.

-Ahora tal vez puedas entenderme Gackt, ahora tal vez puedas comprender mi desinterés por trabajar contigo, no es algo personal, es sólo que mi música es el único camino que me ayuda a escapar de mi tristeza, tal vez porque al compartirla con mis fans ya no me siento tan solo.

-Pero, yo muchas veces te he visto hablar con Ogawa después de su separación, no entiendo.

-Él es demasiado profesional, sabe que tenemos que vernos y hablar de trabajo. Pero eso es todo. Tetsu es casi obsesivo en el trabajo... jajaja... él es una persona responsable... diferente a mí...

Su rostro se ensombreció. Gackt se acercó a Hyde, lo observó, por el contrario su mirada era alegre, llena de optimismo.

-Sabes Hyde, no comprendo aún, para mi nada, absolutamente nada justifica ver llorar esa cara tan bonita.

-¿Pero Gackt?

Gackt rió a carcajadas. Hyde le observó con extrañeza.

-Mira Hyde, nada lograrás con lamentarte, si dejas que el mundo te vea derrotado nunca lograrás tener lo que deseas. Y si tú deseas a Tetsuya éste no es el camino.

Gackt realmente comprobaba su teoría, que mal gusto tenía Hyde, para Gackt Tetsuya Ogawa, era una persona demasiado... sí demasiado mal vestida y sonriente... alguien simple comparado con la belleza compleja y única de Hyde.

-Dime Hyde, ¿y qué papel juega Megumi en todo esto?

- Megumiiii... ellaaaa... nada...

- Mmmm... ¿Cómo nada?

-Ella sólo fue una amiga especial para mí, durante algún tiempo pensé que ella podría ayudarme, que sería un apoyo en mi vida, la madre de mis hijos, pero…ella resulto ser muy diferente...

Bueno si es así, no hay problema entonces, comenzaremos a trabajar lo antes posible, sé que tenemos mucho que aprender... -Gackt le sonrió a Hyde, la luz del sol entraba por su ventana, estaba amaneciendo... Hyde se fue a casa con una extraña sensación, sentía que esta noche había despertado de un largo sueño... y todo gracias a Gackt...

**************************?**************************


El tiempo voló deprisa, ya todo estaba arreglado, el viaje a China era un hecho, los contratos estaban firmados, los managers felices, el tema central de la película se hallaba al punto para grabar y las fans esperaban con ansia ver aquella fantasía en imágenes, Hyde y Gackt juntos en una sola pantalla, que más se puede pedir.

El ansiado día había llegado, Hyde y Gackt se reunirían para grabar la versión definitiva de "Orenji no taiyou". Gackt llegó temprano, descendió de su auto lleno de energía.

-Éste -pensó-, será un gran día.

Entró al estudio de grabación, buscando a Hyde, aunque tal vez él no había llegado. Hyde sin embargo ya se hallaba allí, sentado en un sillón negro repetía una y otra vez la letra, como intentando grabarla en su memoria. Este hecho le causó mucha gracia a Gackt, él no tenía ese tipo de problemas. No fue más que un segundo, Hyde sentado leyendo y Gackt parado en el marco de la puerta. Hyde levanto la mirada, vio a Gackt que le observaba, algo parecido a la vergüenza le invadió, pero no quiso decir nada.

- Vamos Hyde, ¿Estás listo?.

-Sí... listo.

El resultado del trabajo aquella tarde fue asombroso, la voz de Gackt transmitía un apego especial, un cariño inexplicable hacia él... sí, hacia Hyde. Quién podría creerlo, quién podría esperarlo, se movían nuevamente las llamas del destino. Sin que el propio Gackt lo supiera, esa canción marcaría su vida...

Mientras cantaban, Gackt observaba a Hyde y no podía evitar pensar en él.

-¿Acaso serán sus ojos?... no, es algo más... ¿Qué será?... tal vez su voz... no, tal vez la pasión, la fuerza inexplicable, la fuerza incontenible que brota de su cuerpo frágil cuando canta, entregándolo todo, entregándose a sí mismo, creando un nuevo sentimiento en el corazón de otros... ...ç Sí, creando un nuevo sentimiento en mi corazón.

**************************?**************************


Al comenzar la filmación de "Moon Child"


Hyde fue el primero en llegar a China, Gackt tardaría un par de días. Las grabaciones comenzaron entre el intenso calor. Hyde parecía un niño mimado, reclamando atención todo el tiempo, lleno de malestares y rabietas.

El resto del elenco se divertía con las conductas de Hyde, entre infantiles y sofisticadas, definitivamente original. No paraba de llamar a Gackt por teléfono, culpándole del intenso calor y pidiéndole que hiciera algo para detenerlo, todo el mundo se sentía extrañado.

Finalmente Gackt arribó a Mallepa, la ciudad donde se grabaría la película. Hyde se alegró mucho al verle, Gackt también se sentía contento de trabajar con Hyde y aunque ninguno de los dos comentó la serie de eventos que ocurrieron en casa de Gackt la cercanía entre los dos era evidente. Hyde parecía un pequeño niño, jugando con todo lo que encontraba, preguntándole muchas cosas que no comprendía a Gackt, quien hablaba muy bien el idioma, mientras que Hyde por su parte no entendía nada.

Solamente había una persona que no parecía disfrutar el viaje y el trabajo, You. Estaba harto de Hyde, siempre junto a Gackt, sin embargo no decía nada, sabía que nada de lo que dijera alejaría a Gackt de su nuevo "amigo".

La grabación avanzo rápidamente y entre trabajo, risas y los constantes errores de Hyde lograron concluirla. El último día de grabación fue muy especial, Gackt se esforzó mucho por hacerlo bien, aunque recorrer la ciudad en auto con Hyde y luego quedarse con el viendo del atardecer hasta morir no requería gran esfuerzo. Esto le dio una gran idea, mañana, después de un almuerzo que se realizaría para celebrarlo, le daría a Hyde una sorpresa.

El almuerzo junto a todos los actores y productores fue un éxito, muy entretenido y Hyde estaba feliz con la idea de recibir una sorpresa de Gackt, le encantaban las sorpresas.

-Gackt-chan, dime que vamos a hacer, dímelo, no soporto la curiosidad, tú sabes que soy demasiado curioso.

-Tendrás que esperar ya te lo dije.

-Por favor... diiiimeee...

Gackt se derretía con esa cara tierna y suplicante, pero se mantenía firme.

-Ya te lo dije, tendrás que esperar.

La sorpresa finalmente llegó, Gackt y Hyde se alejaron del resto de manera muy discreta.

-Sígueme Hyde.

Gackt condujo a Hyde hacia uno de los hangares en donde guardaban los equipos de filmación, Hyde no comprendía nada, pero ya estaba acostumbrado. De pronto Gackt abrió una gran puesta, tras de ella se guardaba el auto blanco que utilizaron en la película, Gackt le sonrió a Hyde y le enseñó una pequeña llave.

-Saldremos... ... a dar un paseo.

Hyde estaba contento, aunque el paseo no fue muy largo, Gackt llevó a Hyde Hacia un lugar muy alto donde, al igual que en la película, vieron juntos el atardecer. Permanecieron en silencio y una vez que el sol se ocultó, Gackt le habló a Hyde.

- Hyde, ¿Recuerdas lo que ocurrió en mi casa?, ¿qué piensas de eso?.

La expresión de Hyde era bastante seria.

-Solamente sé que ese día sentí algo, eso fue suficiente para interesarme en trabajar contigo.

-No me refiero al trabajo, ¿qué piensas de mí?.

La expresión de Hyde se iluminó y miró a Gackt con un gesto dulce que atravesó su corazón como una flecha.

-Pienso que Gackt-chan es un chico maravilloso... ... como el atardecer.

Gackt sólo permaneció en silencio, no tenía nada más que decir. Encendió el auto y comenzó a correr en él, a liberar sus sentimientos. Aceleraba y pensaba en Hyde, sin comprender sus propios deseos.

La noche en la ciudad de Mallepa se encendía deprisa, atrás quedaba el atardecer, la velocidad era intensa, como los sentimientos de Gackt. La autopista se extendía ante sus ojos, ante el volante, se sentía poderoso, lleno de fuego. Este sentimiento era casi mas intenso que su atracción por Hyde, quien disfrutaba del paseo a su lado. El viento envolvía su cabello, que rozaba su rostro en un movimiento desordenado, dándole un aspecto encantador.

-¿Has deseado morir Hyde?... ¿lo has deseado con toda tu alma?.

Hyde se sorprendió con aquella pregunta.

-Bueno... creo que sí, que lo he pensado, pero nunca tendría el valor, no me quitaría la vida, tal vez... dejo todo en manos del destino...

-¿Destino?... Yo no creo en el destino... Yo forjo mi propia suerte. Por eso... nadie es mi dueño...

La velocidad aumentaba, más y más, el brillo en los ojos de Gackt era intenso...
De pronto Gackt aceleró, con fuerza el auto se movía, volaba por aquella ciudad extraña, iluminada en todas direcciones, esa cuidad misteriosa.

-Gackt... miedoo... detente o nos mataremos en serio...

Gackt sólo reía, disfrutaba de aquel temor infundado.

-Esto no es nada, tranquilo... soy un buen conductor.

Gackt recordó su juventud, su manía por conducir a grandes velocidades, en auto, en motocicleta, amaba la velocidad.

-Sujétate Hyde, esta noche es para ti... toda para ti... Gackt aceleró nuevamente, el corazón de Hyde ya no podía resistir, el viento le impedía ver con claridad, pero distinguía la expresión concentrada de Gackt, quien sorpresivamente lanzó un grito.

-¡¡¡¡Wouuuuuuuuuuuuu!!!!... ... libérate Hyde... quiero que seas libre...

Hyde casi no comprendía, pero aún así algo en su interior le dio energía, se levantó de su asiento, extendió sus brazos y sintió la velocidad en su cuerpo, el movimiento de su ropa, el viento en su rostro le hizo pensar en una caída, una larga caída... o tal vez... un raudo vuelo...

-¡¡¡Arigatouuuu!!!...

-Y ahora el gran final... es mejor que te sientes...

-Hyde se sentó en un segundo y abrió sus ojos, el auto giró con fuerza, Gackt quería sorprender a Hyde, que sintiera las emociones que él era capaz de producir... el auto frenó sobre el concreto en seco, fue un golpe bastante fuerte... Hyde se quedó sin aliento, inmóvil en su asiento, demasiado asustado.

Esa noche fue inolvidable para Gackt, después de aquella locura rieron juntos durante un largo tiempo, risas, muchas risas inundando el silencio de la noche en Mallepa... En un instante Gackt se detuvo, posó sus ojos en Hyde... el silencio se apoderó de su mente, sólo existía ese pequeño hombre junto a él, y qué más podía desear...

-Hyde yo

-Que cosa...

-Yo...

Algo le impedía hablar, sentía una fuerte opresión por hablar, pero a la vez los sonidos no salían de su boca...

-Yo...

Lo abrazó con fuerza, sin decir palabra alguna, fue un abrazo de entrega, un abrazo sincero...

-Volvamos al hotel Hyde...

-Siiii...¿Hace tanto frio, que Gackt se está quedando sin palabras?... jajaja

Gackt le respondió con una mirada traviesa...

-No es frío... tonto... de hecho creo que es el calor...

**************************?**************************


Al llegar Gackt no sabía como despedirse, este tipo definitivamente hacía temblar toda su seguridad.

- Bueno... ¿Creo que ya es hora de dormir no?.

Hyde le regaló una suave sonrisa.

-¿De veras ya quieres irte a dormir...?

Gackt le miró extrañado, ¿Era eso una propuesta más interesante?.

-Si tú tienes otra idea... yo... estoy plenamente dispuesto.

-Ha sido una noche tan bonita Gackt-chan...

Este día, era el primero en que Hyde le llamaba así... Gackt comprendió que la barrera de hielo por fin había caído, estaba más cerca de Hyde.

-Vamos Gackt-chan ven a tomar una copa a mi cuarto... ¿o no quieres?.

Gackt se enternecía sólo con el sonido de su voz, dulce, suave, casi infantil.

-Quiere tentarme -pensó -... ... genial...

Subieron a su cuarto, las copas se sucedieron rápidamente, mientras el cielo profundo de Mallepa parecía evitar el paso del tiempo sobre Gackt y Hyde. Gackt se sentía muy animado esa noche, era el final perfecto para un día perfecto junto a Hyde. El alcohol en su cuerpo le hacía aun más atrevido.

-¿Qué quieres hacer Hyde... acaso ya quieres irte a dormir?

-No lo sé...

Se acercó a Hyde en un movimiento sutil, Hyde no se movió, Gackt levantó su mano y tomó el rostro de Hyde con elegancia, luego se acercó, y justo frente a él, habló con esa voz...

-Sabes que te deseo Hyde... si tu sientes lo mismo, te prometo la mejor noche de tu vida... el cielo y el infierno juntos...

Gackt pasó su lengua por los labios de Hyde, y luego lo miró con obsesión.

-Gackt yo...

Gackt tomó a Hyde con fuerza y lo arrojó en su cama. El corazón de Hyde latía demasiado rápido, la resistencia era inútil. Gackt lo besó con fuerza, un beso completo, un beso lleno de pasión, lleno de un fuego que Hyde no conocía, los labios perfectos de Gackt realmente lo prometían todo. Lo abrazó, lo envolvió, sus manos fuertes como una fiera sobre su presa inocente. Sin que Hyde hiciera ningún esfuerzo Gackt le quitó la camisa, pasó su mano por su pecho como disfrutando de un precioso espectáculo. El clima era cada vez más tenso, Hyde intentó hacer un gesto de resistencia, pero era en vano, la habilidad de Gackt era evidente, solamente tomó su cara girándola para besar su oreja, esto dejó a Hyde nuevamente dócil. La voz de Gackt emergió agitada.

-Tú... no sabes lo que eres... eres un pequeño ángel...

Hyde tocó su cara y le observó con una mirada inexpresiva, cogiendo el cuello de su camisa, para acercarlo a él y morder su cuello con suavidad. Gackt ya no podía más, sus sueños se veían superados por estos besos. Miró la espalda de Hyde, vio sus alas y la delgadez de su cuerpo, algo que le hacia perder aún más el control. Acercó esas alas a su pecho y lo abrazó con fuerza, luego colocó sus manos en el pecho de Hyde, descendiendo lentamente, hasta rozar el borde de aquel botón que sería la puerta al paraíso.

-Serás mío...

Hyde de pronto respiró con fuerza y puso sus manos sobre las manos de Gackt.

-No Gackt...

Gackt de detuvo, ¿qué ocurría?. Hyde se alejó de él con demasiada decisión, luego lo miró y le habló.

-Perdóname Gackt, perdóname, pero no puedo hacerlo. Es cierto que te deseo, sí es cierto, pero no me siento bien, tú sabes lo que hay en mi corazón, no me pidas más explicaciones por favor no….

Gackt no podía creerlo, qué estaba pasando, acaso no había sido él quien lo invitó a su habitación. Y ahora le hablaba de su corazón.

-Pero Hyde, no se trata de tu corazón, por qué te cuestionas tanto...

Hyde se volvió y caminó hacia la puerta, luego la abrió.

-Buenas noches Gackt, será mejor que hablemos mañana.

Gackt se levantó rápidamente, con una expresión seria, que Hyde interpretó como rabia, pero Gackt no sentía eso, el sentimiento era otro, extrañeza frente a la manera de pensar de Hyde, frente a sus reacciones.

-¿Por qué es tan complicado? -pensó -.

Luego al salir y antes que Hyde cerrara la puerta, Gackt se detuvo mirándolo a los ojos, para decirle las ultimas palabras de aquel día.

-Hyde, quiero que sepas que no te comprendo, pero... algo no me permite culparte, no entiendo cómo piensa un hombre como tú, pero aun así no puedo evitar buscarte, tal vez es solamente otro de mis caprichos, no lo sé, lo único que sé es que vas a ser mió, te lo juro, ese Tetsuya va a salir de tu cabeza tarde o temprano... ... con o contra el destino vas a estar a mi lado y esta negativa...

Gackt sonrió nuevamente, su expresión había cambiado, su seguridad volvía y eso le gustaba.

-Esta negativa sólo hace el juego más entretenido.

Hyde se sintió casi intimidado, ¿Qué clase de hombre era éste?, definitivamente uno muy diferente a los que había conocido. Gackt se acercó a Hyde para besarlo, se apoyó en el marco de su puerta y se inclinó, quería darle un inocente beso de despedida, pero justo al encontrarse frente a los labios de Hyde, antes de que pudiera hacerlo, alguien que conocía muy bien lo llamó con fuerza... con furia, Gackt se volteó rápidamente... ... y sus ojos fieros se encontraron frente a frente con algo desconocido... ... sólo un frío instante, una serie de momentos, él... ...

FIN



Sólo quería contarles que para escribir la primera parte de este capítulo me inspire en la canción "Secret letters" de Hyde, con razón me quedo tan llorona T_T, pero igual me encanta esa canción y sería genial que la escucharan de fondo al leer. También que el amor de Gackt por la velocidad es cierto, él mismo lo reconoce en su autobiografía, bueno espero que les haya gustado... besitos a todos y no se olviden de enviar sus comentarios...


Back to the Fanfics Menu

Fanfic Destiny of Colors - Orange
Tao Entertainment
Lady Segushi
Main Page