FANFIC DESTINY OF COLORS

Tras el cristal de una ventana en la ciudad de Tokio podía observarse una escena encantadora. Sobre una cama amplia y cómoda dormía, tranquilo como un niño un hombre muy especial, vestido simplemente con un Jeans y una camisa blanca. Nunca dormía demasiado, pero esa tarde decidió descansar y recuperar fuerzas para continuar con su agitada agenda de trabajo, después de todo ser una estrella del j-pop, es algo bastante exigente. De pronto Gackt despertó, una corriente fría lo había sacado de su profundo sueño. Sintió pereza, abriendo lentamente sus ojos, se encogió de hombros, hacía mucho frío. Se levantó de su cama, tomo un suéter, que se colocó mientras caminaba hasta la ventana, puso sus dedos sobre el cristal y luego esbozó una sonrisa al ver caer unos pequeños copos de nieve.

-Ha llegado el invierno...

Capítulo 4: White

"Un blanco manto de estrellas cubre las heridas de mi corazón"

Gackt


Esa tarde Hyde llamó a Gackt por teléfono, su voz sonaba traviesa y feliz, pero las palabras que Gackt escuchó fueron tal vez demasiado sorpresivas.

-Si Gackt chan, debes cancelar todos tus compromisos. No puedes decirme que no ahora, recuerda que has hecho una promesa.

-Pero Hyde, comprende, hay cosas que no puedo cancelar tan fácilmente, reuniones que están fijadas hace meses, entrevistas, para ti es fácil, estás en un periodo de descanso, pero yo no puedo.

-Sí puedes... es solamente una semana... hazlo...

-Es que no...

-Gackt chan... la sorpresa...

La voz dulce de Hyde era suplicante, Gackt sabía que esto era una locura, sabía que tenía demasiados compromisos, sabía que los chicos del Job le odiarían, y que luego tendría que trabajar el doble, pero...

-Está bien... lo haré.

-Estupendo, mañana temprano pasaré por ti, recuerda llevar ropa abrigada, protector solar... y todas las cosas que su usan en la nieve, será tan divertido que casi no puedo esperar... nos vemos mañana.

Gackt estuvo largo rato realizando una serie de llamadas telefónicas, agotando su repertorio de excusas logró finalmente cambiar todos sus compromisos. Casi no comprendía lo que estaba haciendo, pero una semana con Hyde de vacaciones en la nieve realmente valía la pena y el esfuerzo.

En la mañana Hyde recogió a Gackt en su casa, las maletas estaban perfectamente preparadas y ordenadas, Gackt lucía radiante. El camino, por el contrario, fue algo tedioso, Hyde conducía a una velocidad que hacía a Gackt perder la paciencia, pero considerando sus reflejos, tal vez fuera mejor así. Gackt se sentía aburrido, no quería hablar mucho, para no distraer a Hyde, quien lucía agobiado en la complicada empresa de conducir por caminos bastante empinados e incómodos. En un momento y sin darse cuenta se quedó profundamente dormido. Al despertar se encontró frente a un panorama inesperado.

-Hyde, esto es hermoso.

-Sabía que te gustaría, este es mi refugio favorito, aquí vengo a relajarme, amo la nieve.

-Sabía de tu gusto por los deportes invernales, pero este lugar... es... Gracias por la invitación.

-Espera a que pruebes la comida que sirven en el hotel, me encantan sus postres.

Gackt se sentía perplejo, estaban a punto de llegar a un gran hotel, ubicado justo en la cima de la montaña, el lugar perfecto, todo un amplio complejo invernal moderno, enmarcado en un paraje natural único. El hotel dominaba la vista de amplias canchas de esquí y lo más hermoso era un enorme bosque de pinos que se ubicaba en el lado contrario.

Desde el primer día su estadía fue especial, tenían unos cuartos hermosos, la vista del cielo nocturno era impresionante, el blanco manto de nieve en contraste con la noche inmensa y sus estrellas. Esa misma noche decidieron hacer un brindis juntos en el balcón, la hermosa vista era el escenario perfecto.

-¡Salud Gackt chan!, por nuestras vacaciones.

-¡Salud por eso!... y también por Hyde, que me ha invitado.

-Sí, también por Hyde... jajaja.

-¿Y no harás un brindis por mí?, que maleducado eres... jejeje.

-Claro que lo haré, un brindis por mi amigo Gackt chan, un brindis por el hijo de la luna... ¡Salud!.

Las copas se cruzaron y su frágil sonido alegraba el espíritu de Gackt. Luego del brindis, conversaron un largo rato, Gackt se sentía feliz, hasta que la conversación casualmente tocó el tema de Tetsuya y L'Arc~en~Ciel.

-Estoy algo mareado... jajaja, no bebía tanto desde el cumpleaños de Yuki.

- El cumpleaños de Yukihiro... ¿Supongo que en esa fiesta estuviste con todos los miembros de la banda?.

La idea de que Hyde se encontrara con Tetsu no le hacía ninguna gracia a Gackt y no podía disimularlo.

-Sí, fue por acompañar a Yuki, estábamos todos, incluso...

Hyde se veía algo más desanimado.

-Incluso hablamos acerca de tocar juntos nuevamente.

-¿Qué?, hablaron sobre eso, pero tú me dijiste que Tetsuya no lo aceptaría.

-Quien propuso el comentario fue Ken chan, de hecho Tetsu no quiso ni discutir la idea. En un momento nos quedamos solos y aunque yo sabía cual sería su respuesta, le pedí que lo pensara, pero él me dijo que ya lo había hecho y que no quería. Yo sé que se muere de ganas por regresar con la banda, pero no lo hace para castigarme.

Gackt sabía que Hyde aún pensaba mucho en Tetsuya, y que la banda terminaría por reunirse, ese Tetsu no podía ser tan tonto. Este hecho lo preocupaba, no quería pensar que Hyde estaría de nuevo cerca de Tetsuya, pero trató de concentrarse en disfrutar el tiempo con Hyde.

**************************?**************************


Hyde y Gackt se divertían mucho, jugando entre la nieve con tanta ropa nadie los reconocía, tal vez eso era lo más agradable de todo, podían pasar desapercibidos. Hyde tenía mucha habilidad para el snowboard, hecho que sorprendía a Gackt, quien se sentía mejor esquiando. Los días pasaban como en un sueño, sesiones de masajes, almuerzos exquisitos, tardes enteras disfrutando de la nieve y en la noche un trago en el exclusivo bar del hotel. Pero en una de aquellas noches, después de un día agitado lleno de entretenimiento Hyde y Gackt decidieron no bajar al bar y tomar un trago en la habitación de este último. Encendieron el fuego de la chimenea y disfrutaron del espectáculo de estrellas que podía verse desde la ventana, claro que no la abrieron, hacía demasiado frío.

-Hyde, estos días han sido geniales, tenías razón, me hacía falta un verdadero descanso... y junto a ti... ha sido aún mejor... ha sido aún mejor que trabajar juntos.

-Gackt... ... ¿Puedo preguntarte algo?.

Gackt sintió que la pregunta de Hyde era algo serio, observó su rostro sereno, sus ojos perdidos en el brillo de las estrellas, en ese cielo infinito. Se veía tan indefenso sentado en aquel sofá, envuelto en una cálida manta.

-Claro que puedes, adelante.

-Gackt chan ¿Qué sientes por mi?.

Esa pregunta era precisamente lo que Gackt temía, pero aún así la respuesta era una sola y un hombre como él nunca tendría miedo a la verdad. Extrañamente, algo en su pecho le hizo responder a Hyde con otra pregunta.

-¿Por qué me preguntas eso Hyde?, supongo que debe existir un motivo, no es cierto mi... querido amigo.

Ese "querido amigo" fue intencional, buscaba recordarle que era él quien lo trataba simplemente como un amigo. Hyde sin embargo sí respondió de manera franca.

-Sabes, hace tiempo, cuando ocurrió el incidente con Tet chan, cuando yo decidí estúpidamente engañarlo, pensé que aquello no había tenido sentido, y, ¿sabes por qué?.

-¿Por qué Hyde?... te escucho.

-Porqué esa persona, aquella persona por la que perdí a mi amado Tetsu, no sentía realmente nada por mí... ... y peor aún yo tampoco sentía nada por él, fue solamente un capricho infantil. Fue por eso que te detuve aquella noche, porque no quería que ocurriera lo mismo, no quería estar junto a alguien que realmente no sentía nada por mí.

-Te entiendo Hyde, en nuestro medio muchas veces se construyen relaciones superficiales. Pero quiero que sepas que lo que yo siento por ti es algo verdadero, aunque tal vez no lo vi siempre claramente, ahora lo sé.

-Ahhh... Gackt chan también tiene problemas con sus ojos... jajajaja.

-Hyde que malo eres, no robes mis frases, me quitas exclusividad.

-Sabes Gackt, me siento muy feliz aquí. Este lugar me encanta, lo disfruto mucho y con tu compañía ha sido aún más divertido.

-De verdad... ¿Te agrada mi compañía?.

-Sí... pero no te diré nada más... tú aún no me has dado una respuesta... dime...q ué sientes por mí...

-Lo que siento por ti es...

Gackt sabía que este momento podía ser decisivo, y aunque era un lugar muy bonito pensó que tal vez no era el mejor momento, ni el mejor lugar para decirle a Hyde cuanto lo amaba; incluso las palabras podrían ser incorrectas, sin embargo, dejándose llevar nuevamente, y sintiéndose presa del fastidioso destino, observó el cielo y luego respondió con las siguientes palabras...

-Es... como lo que siente el hombre por las estrellas... cuando el hombre se enfrenta a ellas las ve distantes, brillantes y diminutas, pero aún así, su alma se siente pequeña, se siente débil frente al infinito... tú eres así para mi, distante, brillante, algo que no comprendo, algo que me empequeñece pero a la vez me hace sentir feliz. Tú eres quien me asombra Hyde y me desafía, pero aún así... sé que... ... sé que te amo... ahora lo sé y puedo decírtelo... incluso puedo mirarte y sonreír.

Hyde se quedó asombrado, veía a Gackt mirar el cielo con pasión mientras decía esas palabras, luego éste se volvió y le regaló una sonrisa. Hyde lo comprendía, pero era difícil aceptar que su querido amigo le confesara esa clase de sentimientos.

-Sabes Hyde, creo que tú no te esperabas algo así, pienso que me creías un caprichoso, alguien más que te deseaba por tu belleza, pero aunque al comienzo tal vez fue así, las cosas han cambiado. Tal vez esto sea demasiado sorprendente, pero es la verdad, la única respuesta a tu pregunta. Desde hoy es un desafío, quiero que estés conmigo, quiero que olvides a Tetsuya Ogawua y voy a hacerlo todo, todo para lograrlo.

Gackt se levantó de su asiento, se acercó a Hyde, se arrodilló junto a él y luego lentamente lo besó, un beso de amor, Gackt lo sabía, podía distinguir la fuerza en los latidos de su corazón, era un verdadero beso de amor. Tomó sus manos y las sujetó cálidamente, sus miradas se encontraron y el tiempo pareció detenerse.

**************************?**************************


El día siguiente fue muy especial, salieron temprano, Hyde lucía sus habilidades en sowboard frente a Gackt, se divertían mucho, luego decidieron almorzar en la habitación de Hyde, fue un almuerzo muy intimo, comieron juntos y luego se quedaron conversando, Gackt le contó a Hyde cosas increíbles sobre su infancia, cosas que Hyde no se imaginaba de un hombre tan correcto, Gackt le habló de su sensibilidad especial, de su extraña fijación con la muerte y de otros eventos que marcaron su vida.

En la tarde comieron pastelillos y aunque a Gackt no le gustaban los dulces, con Hyde junto a él todo era posible. Después de comer, se quedaron en la alfombra mirando el techo y hablando junto al fuego de la gran chimenea. Era una escena extraña, los dos en el suelo sobre la alfombra felpuda, Gackt era muy alto, Hyde por el contrario se veía pequeño y se movía constantemente, era muy inquieto. Afuera la nieve caía violentamente, pero en la habitación el clima era cálido y acogedor.

-Gackt chan, me encanta estar aquí, me quedaría para siempre.

-Yo no me opongo, quedémonos para siempre.

-Ja ja ja... ... no podemos, al final nos aburriremos de descansar todo el día.

-Nadie dijo que teníamos que descansar siempre...

Las palabras de Gackt tenían ese peligroso tono travieso que Hyde ya conocía, pero antes de que reaccionara él se acercó con fuerza, en realidad se acercó tanto que sus rostros quedaron frente a frente. De pronto también Hyde se sintió travieso y le habló con esa voz que solo él posee.

-Gackt, dime que me amas.

Gackt respondió lentamente...

-Te amo.

Hyde y Gackt comenzaron a besarse furiosamente, besos húmedos, besos intensos y feroces. Gackt se sentía consumido, atrapado por el sabor de esos besos que ya no eran robados. Hyde se entregaba a él, Hyde lo deseaba también.

"Ofrezco mis oraciones a una figura despojada de ropas
Mágico o alegría. Comunión con Nimrod"

Gackt acarició el rostro de Hyde de manera violenta, tocó su cabello que ya estaba bastante más largo que cuando grabaron "Moon Child", ahora era oscuro y contrastaba con la blanca piel de ese rostro que a Gackt tanto le gustaba. Sentía que el fuego de la chimenea no se comparaba con el que ardía entre los dos. Hyde besaba su cuello, su boca era pequeña, pero sus labios eran suaves, Gackt amaba los pequeños labios de Hyde.

"Si estuviera en mis manos
no habría escapatoria:
cruza al mismo tiempo la estrella de David"

Muy pronto Gackt estaba sobre Hyde, quitando lentamente esa pequeña camisa importada de tan buen gusto, claro que ninguna camisa sería tan suave como la piel de Hyde, su pecho era pálido, casi infantil, esto producía fascinación en Gackt. De pronto Gackt se detuvo y lo observó.

-Hyde, ¿Esta noche me regalarás tus alas?

La voz de Gackt era sensual, infinitamente bella y sutil. Sus manos fuertes recorrían el pecho de Hyde, quien respondió entregado a su magia.

-Sí, esta noche soy para ti.

Gackt se quitó esa molesta camisa azul, su cuerpo era muy diferente al de Hyde, Gackt hacía bastante ejercicio, era un cuerpo exquisito. Hyde colocó sus manos en la cintura de Gackt, y tocándolo lentamente descubrió los secretos de aquel hombre hermoso. Gackt también dejó atrás todas sus dudas, tomó a Hyde como siempre lo había soñado, quitando toda la ropa que lo separaba de su amor. Juntos rompieron todas las barreras del placer, Gackt lo había deseado tanto tiempo y aunque Hyde no lo reconociera, también lo estaba esperando. Aquel tatuaje, las bellas alas de Hyde, se fundían con el amplio pecho de Gackt mientras él lo sentía suyo, completamente.

"Quedarás libre, sin preguntas
cuando salgas de tu cuerpo
y transformes tus penas y tu sangre en placer"

En ese momento todas las melodías se hacían ciertas, ver sus cuerpos desnudos frente al fuego era una obra de arte. El sudor que nacía solamente del placer hacía que sus cuerpos parecieran también de fuego, esas llamas eran los únicos testigos de aquel bello momento. Gackt sabía muy bien lo que hacia, realmente era todo un experto y la belleza de Hyde le hacía ser aún mejor. En un momento repentino Gackt mordió su hombro, era una dulce travesura del momento, lo que él no sabia era la debilidad de Hyde por los mordiscos, al parecer todo era perfecto. Después de eso la noche en aquella montaña no fue la misma, la oscuridad se hizo serena, ya no hacía falta la luna para iluminarlos.

"Bailar con el cuerpo destrozado pidiendo ayuda
como Semíramis, es hermoso"

Esa noche fue maravillosa para Gackt, ya que aún sabiendo que Hyde no correspondía a su amor, sabía que aceptar este momento era un gran paso, que ahora su relación ya no sería la misma. Ahora por lo menos sabía lo que podía despertar en él, sentimientos nuevos, que ni Tetsuya sabía provocar. Éste era un juego sin retorno para Gackt y no quería por nada del mundo perderlo.

"Hazme volver
Me he hundido en los pantanos del abismo"
(Illuminati, Malice Mizer)

Al final de esa noche dejaron la alfombra y se durmieron juntos en la habitación de Hyde, en realidad compartieron la habitación de Hyde durante el resto del viaje, que desde esa noche fue mucho más divertido, ya que aunque salían menos a jugar con la nieve, los juegos nunca terminaban.

**************************?**************************


Todo parecía ir perfectamente, Gackt sentía que al volver a Tokio su relación con Hyde podría continuar, ya no estaba dispuesto a alejarse de él, quería ser más que su amigo y por lo visto Hyde también se sentía feliz a su lado. Sin embargo los caminos del destino son misteriosos.

Una mañana mientras veían la televisión...

-Gackt déjame cambiarle al canal, no me gustan los programas de moda...

-Está bien, pero no pongas más caricaturas... has visto demasiadas hoy.

-De acuerdo, seré un hombre serio, colocaré las noticias... ja ja ja.

Efectivamente Hyde sintonizó el canal de noticias, pero lo que escuchó en esos momentos fue mucho más de lo que esperaba. Nada lo habría sacado de su estado de alegría, ni la peor catástrofe mundial le habría perturbado, pero de pronto se encontraba observando aquel rostro que vivía en sus ojos, era Tetsuya, estaba en televisión anunciando su próxima boda... Sí... Tetsuya Ogawua se casaría con la cantante Kaori Mochida, Hyde no podía creerlo. Cuando Gackt escuchó la noticia dirigió su mirada a Hyde, este parecía perdido. No dijo nada, solamente permaneció en silencio un largo rato, como pensando.

-Tet chan va a casarse con ella. Pero, ¿por qué?

Miles de preguntas se agolparon en la mente de Hyde, tal vez Tetsuya se casaría con ella por la misma razón que él se casó con Megumi, tal vez no sentía nada, tal vez era para mortificarlo aún más, pero... y si en realidad la amaba, si ya no sentía nada por él, si lo había sacado totalmente de su corazón, no podía soportar la angustia de sus propios pensamientos. De pronto el dolor en su pecho fue más de lo que podía soportar, no quería escucharlo por televisión, no... quería escucharlo de sus labios. Violentamente y sin pensar en nada, sin pensar en su querido Gackt, se levantó, cogió sus llaves con desesperación y salió de la habitación.

Gackt no comprendía, lo veía, pero no podía hacer nada, ¿qué haría, retenerlo a la fuerza?, de este modo y en un segundo, se quedó completamente solo, solo en esa habitación que no le pertenecía, era como una broma macabra. Hace un par de minutos sus esperanzas parecían reales y ahora Hyde lo dejaba todo por ir otra vez tras Tetsu...

Gackt se acercó a la ventana, incluso pudo ver como se alejaba el auto de Hyde, sintió rabia, odio contra él, como podía, se atrevía a dejarlo. Este sentimiento de furia se transformó lentamente en otro igual de intenso... tristeza. Apoyó su mano en el cristal, el blanco manto de nieve cubría todo hasta el final del horizonte, los pinos serenos también se teñían de blanco, el color de la muerte, el color del vacío, ahora lo comprendía. En ese momento y en contra de su voluntad, las lágrimas cayeron de sus ojos, sentía tristeza, porque a pesar de la entupida humillación no quería perderlo, que importaba confesarlo ahora, si todo lo que Hyde provocaba en su vida le resultaba incomprensible, el patético absurdo de amar a la persona incorrecta... ... ¿Qué debía hacer?, sentía que el futuro... su destino, era incierto. De pronto recordó aquella noche en el auto con Hyde, aquella noche en Mallepa, fue como si pudiera escuchar su voz en la oscuridad...

"¿Destino?... Yo no creo en el destino... Yo forjo mi propia suerte. Por eso... nadie es mi dueño..."

Ahora tenía que probarlo, debía probar que no creía en el destino... ... las cosas tenían que aclararse, no seguiría jugando con Hyde, tenía que enfrentarse a él, a Hyde. Le diría que el juego se había terminado, que si quería perder su vida sufriendo por Tetsuya podía hacerlo, pero que él no estaba dispuesto a esperarlo por siempre... las tristes lagrimas cesaron rápidamente...

- Cuando vuelva a Tokio... ...las cosas se van a poner en orden... ... ...

FIN



Realmente espero que les haya gustado, realmente intenté crear un clima tierno entre Hyde y Gackt, no se si se logró, pero por lo menos pienso que la sorpresa fue muy bonita... lástima que el destino de Gackt sea tan travieso... ... ya nos estamos acercando al final... Porfa envíenme sus comentarios para saber si les gustó (ladysegushi_emotions@yahoo.es)


Back to the Fanfics Menu

Fanfic Destiny of Colors - White
Tao Entertainment
Lady Segushi
Main Page