FANFIC DESTINY OF COLORS

Finalmente esta historia llega a su fin, el amor mostrará realmente la fuerza que posee. El rojo es el color del amor... ... el destino nunca se detiene, pero existen aquellos momentos fundamentales en que se marca la linea de nuestra fortuna... ... ¿Cuál será el verdadero destino de Gackt y Hyde?... ...

Las olas gigantescas golpean las rocas de forma tan violenta, parece que quisieran arrancarlas de su sitio y llevarlas, romper con todo y adentrarse en el mundo entero, arrastrando a su paso aquello que simboliza la vida. El sonido ensordece los oídos de Gackt, la melodía ardiente del océano. Las nubes de tormenta traen consigo presagios llenos de sufrimiento. Pero eso no importa, se siente tan triste y desolado que el sonido de la tormenta se empequeñese. Se acerca a la orilla y luego se agacha para tocar el agua, pero descubre que ese mar infinito es rojo... no es un mar azul... ... ... es un enorme mar de sangre...

Capítulo 6: Red

"La interminable rueda de fuego, el aro de rubí que decide mi fortuna ""

Gackt


-Gackt chan... despierta... neeeee...

Gackt despertó sobresaltado, qué había sido ese sueño horrible, esa sensación de vacío y de muerte. Hyde lo miraba asustado, sentado en la cama apretando las sabanas contra su pecho, como un niño. Gackt lo observó y notó su miedo, entonces sonrió.

-Tranquilo mi pequeño, solamente ha sido una tonta pesadilla, vuelve a dormir...

Hyde también sonrió, abrazó a Gackt y lo estrechó junto a su pecho. Sabía que Gackt estaba asustado, pero jamás lo reconocería, era demasiado orgulloso.

- Está bien... duerme, yo voy a cuidarte hoy... es justo, tú siempre lo haces.

-Gracias Hyde... dime algo... ¿Me quieres cierto?...

-Claro que te quiero... y así pequeño y asustado te quiero más... jajaja...

Gackt se incorporó y lo miró con un gesto de dignidad ofendida.

- No estoy asustado, es mejor que te duermas ahora o el asustado vas a ser tú.

Esa noche Gackt no pudo volver a dormir, había mentido, sí sentía miedo, pero no sabía por qué; se quedó pensando en su vida, en su relación con Hyde y en lo mucho que toda esta historia le había hecho cambiar. Tal vez estos temores que rondaban sus sueños tenían su origen en la excesiva preocupación que sentía por Hyde, sabía que el Tour Smile estaba a punto de comenzar y eso traería consigo una separación inevitable. Hyde tendría que viajar junto a la banda, junto a ese Tetsuya, esto no le hacía mayor gracia, por el contrario, le parecía un idea horrenda. Aunque hace tiempo estaban trabajando nuevamente juntos, Gackt siempre tenía un sentimiento de desconfianza frente a esa relación "profesional", estaba seguro de que los sentimientos que ellos dos habían construído eran mucho más fuertes de lo que parecía y tal vez de lo que ellos mismos suponían. Durante esa noche Gackt sintió que quería hacer algo para que Hyde lo recordara durante su viaje, tenía una gran idea... nada era demasiado para su tibio rayo de luz, para Hyde.

**************************?**************************


Hyde vivía su vida de manera bastante tranquila, por las mañanas recibía en su celular la llamada de su adorable manager, quien le despertaba y le recordaba de forma sutil que debía presentarse a trabajar, o que debía asistir a una entrevista o que debía ir a probarse algún vestuario, etc... Luego salía de su casa siempre bien vestido, pero con algún detalle casual, que le hacía verse divino. En el trabajo se esforzaba mucho y fuera de su relación algo tensa con Tetsu todo era muy divertido, su relación con todo el mundo era estupenda, ¿quién no querría ser amable con él?... Por las tardes luego de terminar su trabajo volvía a casa o salía con su querido Gackt, quien complacía todos, pero todos sus deseos como el más dulce de los genios mágicos... Uno de aquellos días Hyde se sintió algo nervioso, ya que debía asistir a uno de esos programas ruidosos de la televisión japonesa, esto no era el problema, sino la compañía, habían decidido que asistieran solamente él y Tetsu. En un principio se sintió algo preocupado, pero finalmente lo asumió como todo un profesional, llegó al canal, entró en los camerinos, saludó a Tetsu y luego de maquillarse ambos salieron en cámara de lo mas relajados. Por suerte era un programa demasiado superficial como para meterse en sus vidas, en sus problemas o en su relación, asi que terminó por disfrutar el programa. Cuando éste hubo finalizado salieron y fueron por sus cosas a los camerinos... en ese lugar Hyde escuchó que Tesu estaba solicitando un taxi...

-Pero Tetsu, ¿por qué no me lo dijiste? Yo puedo llevarte, no tengo problema.

-No es necesario Hyde, ya he llamado un taxi...

-Pero Tetsu...

Hyde se detuvo, tal vez lo estaba incomodando, tal vez realmente no quería subirse a su coche... La cara triste de Hyde era demasiado evidente. Tetsu lo notó y se sintió mal por ser tan descortés con él todo el tiempo, después de todo sólo había intentado ser amable...

-Está bien Hyde... tienes razón, puedes llevarme a casa, te queda casi de camino, no tiene nada de malo.

Hyde miró a Tetsu bastante más optimista, esta mirada hizo que el estómago de Tetsu se apretara, él era un chico muy sensible, sabía que Hyde sufría mucho con su constante indiferencia, pero a pesar de todo el tiempo que había pasado no podía evitarlo. Subieron al auto de Hyde, éste comenzó a conducir, parecía muy seguro frente al volante. Aún así no sabía si debería hablar con Tetsu o sería mejor permanecer en silencio. De pronto fue Tetsu quien habló, comenzó a hablar de trabajo, acerca del Tour Smile y de todo lo que les esperaba en esta nueva gira. Entre la conversación Hyde trataba de concentrarse en condicir, había bastante tráfico.

-Odio el tráfico, es tan difícil conducir entre tanta gente y quedarse parado en medio de la carretera es muy aburrido. ¿No lo crees Tetsu?

-Sí... te comprendo... Hoy no pude venir en mi auto, tenía un problema y tuve que mandar a repararlo... Me muero de ganas de llegar a casa, tengo tanta hambre que ya no resisto, los reclamos de mi estómago se escuchan en todo Japón.

Ambos rieron con ese comentario, Tetsuya era un hombre muy sencillo, que podía hacer reír a cualquiera con su tierna manera de ver las cosas. En ese momento Hyde vio un gran letrero que decía: "Venga a disfrutar de la mejor comida china". Miró a Tetsuya, quien se encontraba hipnotizado mirando el enorme plato de "Dim Sum de camarones" que mostraba el anuncio.

-¿Vamos a probarlos?...

Tetsu lo miró asustado, no sabía que decir, no quería comer con Hyde, ésa no fue su intención al decirle que tenía hambre, pero ese plato lo estaba llamando, se veía realmente apetitoso. Luego de unos minutos ya estaban disfrutando de los platos exquisitos en un hermoso restaurante ubicado cerca de la carretera. Tras la ventana podían verse los automóbiles cruzar en todas las direcciones. Pero dentro del lugar se respiraba un ambiente de completa calma y elegancia...

-¡Qué divertido!, Tetsu, nos han traído galletas de la suerte, son emocionantes.

-No me gustan y no creo en ellas, son sólo tonterías.

Hyde se sintió decepcionado, Tetsu era muy malo con él, era demasiado serio. No le dio importancia y abrió su galleta lleno de ansiedad. Esta ansiedad se triplicó cuando leyó su contenido.

"El amor de su vida esta ahora frente a sus ojos, no deje que escape"

Hyde sintió desesperación y más aún cuando Tetsu intrigado le pidió leer el papel que contenía su galleta. Hyde en un gesto desesperado, casi cómico, se levantó de un salto de su asiento, prácticamente voló. Corrió hacia el baño y no salió más. Tetsu se quedó pasmado.

-¿Cómo es posible que entre todas las estúpidas galletas me saliera ésta?... ¡Kamisama!... uffff...

Hyde se apoyó sobre los muebles del baño y miró su rostro en el espejo, se veía algo pálido, demasiado pálido en realidad, seguramente su aspecto reflejaba el cansancio emocional que sentía. ¿Por qué tenía que ser tan exagerado e infantil?, a Gackt no le pasarían estas cosas. De pronto trató de calmarse y volvió a leer el papel que contenía la galleta macabra... En ese momento se sintió aún peor...

-Tetsu... ... el amor de mi vida...

Sintió que su corazón se hacía pequeño, por qué no podía superar su relación con Tetsu, ¿por qué?... Aún sentía esas tontas ganas de llorar cuando pensaba que sí, que Tetsu había sido el gran amor de su vida, pero que nunca lo comprendió hasta que fue demasiado tarde, lo había perdido a causa de su forma de ser inmadura...

-Si tan solo puediera olvidarlo... pero...

- Hyde... ¿Estás bien?... ¿Qué pasa...?

Hyde sentía verguenza, sentía rabia en contra de si mismo y sus actitudes. Sabía que Tetsuya nunca entendería que a pesar de todo el tiempo que había transcurrido y de todos los hechos que habían transformado su relación en algo meramente profecional, él aún sentía tristeza al pensar en su amor perdido. Hyde levantó la mirada y observó a Tetsu con una expresión demasiado herida.

-Tetsu... es que mi galleta... ... ... decía que tú eres el amor de mi vida...

Hyde extendió sus brazos lentamente y levantó el pequeño papel para que Tetsuya pudiera leerlo. Tetsu se quedó asombrado, ahora comprendía la extraña huída de Hyde. Entonces sonrió y se acercó a él.

-Hyde, es solamente una galleta. ¿Por qué te pones triste por algo que dice una tonta galleta de la suerte?

-Es que me hace pensar Tetsu, me hace pensar en todo lo que pasó... ... yo... ... te amaba mucho... ... sé que no supe demostrarlo en su momento, pero así era, lo juro, lo juro Tetsu... Lo que pasó fue un error, fue una estupidez por mi parte, yo nunca quise hacerte daño... pensar que te he hecho sufrir me tortura...

Los ojos de Hyde estallaron en lágrimas confusas, sus ojos llorosos miraron a ese Tetsu que ya no creía en ellos. Sus palabras eran sinceras, eso podía leerse en su mirada llena de aquel sentimiento tortuoso que nos atrapa cuando hemos cometido algún error. Tetsu se sentía confundido, no quería ver llorar a Hyde en ese momento, había pasado el tiempo y la vida le había enseñado a aceptar que las cosas son... simplemente... ... que ocurren y debemos enfrentarlas y seguir adelante... Ahora lo entendía y quería que Hyde también lo entendiera. Las palabras que Tetsu pronunció rompieron la barrera de dolor que había atrapado a Hyde durante todos estos años.

-Hyde...

Tetsu dirigió su mirada al piso y respiró profundamente, no podía mirarlo siquiera. Las siluetas de los dos se reflejaban en el espejo del inesperado escenario de esta confesión.

-Ese día... ... el día en que todo terminó... yo... te mentí...

Hyde no comprendía que era lo que Tetsu quería decir con eso... mentir él... pero por qué...

-Hyde yo... ... ¡NO TE ODIO!... ...

Sus palabras fueron casi un grito, finalmente Tetsu también liberaba sus sentimientos prohibidos.

-¡Nunca, jamás en mi vida, nunca pasara lo que pasara yo podría odiarte!... ... créeme... esa es la verdad... ... Yo quiero que seas feliz... se feliz Hyde... por favor...

Tetsu desesperado tomó a Hyde del brazo y lo apretó con fuerza mientras pronunciaba estas palabras... sus ojos también parecían a punto de llorar... Hyde estaba sorprendido... pero tuvo que responder... Era lo menos que podía hacer por Tetsu.

- Sí Tetsu... ... lo haré...

Hyde dejó a Tetsu en su casa, se detuvo presisamente en aquella esquina en que una vez se separaron realmente, pero hoy todo era diferente.

-Gracias Hyde por traerme.

-De nada, Tetsu... Oye, vas a ir a esa gran fiesta que organizan los sellos musicales cada año, ¿verdad?

-Creo que iré, es lo más glamouroso... jijiji... se reunen todas las estrellas del Japón... aunque yo siempre soy el mejor vestido...

Hyde sonreía, se sentía muy feliz... le gustaba ver que Tetsu seguía siendo el mismo...

-Gracias por decirme esas palabras hoy...

-Olvídalo...

Tetsu decendió del automóvil, caminó unos pasos, pero Hyde no partía, seguía ahí mirando como él caminaba hacia su casa, no había un por qué, sólo quería hacerlo. De pronto Tetsu se volvió hacia él... ... caminó rápido y extendió su mano. Hyde no comprendió, pero luego vio que sostenía entre sus dedos un pequeño papel.

-Esto es lo que leí en mi galleta, mientras te escondías en el baño, te dije que no creía en ellas, pero... tal vez si tienen algo de sabiduría...

Hyde recibió el papel de las manos de Tetsuya, el solo roce de sus dedos le hizo estremecer... lo apretó fuertemente en su mano, mientras Tetsu se alejaba hacia su casa... Volvió su mirada y leyó el misterioso mensaje de la galleta de la fortuna...

"El corazon de un hombre por más que intente, no puede luchar contra el destino"


**************************?**************************


Gackt y Hyde comenzaron a embellecerse para asistir a la gran fiesta... obviamente esto era un largo proceso, ya que los dos eran sin lugar a dudas un par de vanidosos extremos. Gackt había comprado un hermoso traje de corte italiano, que haría juego con sus nuevas joyas, como siempre pretendía ser el chico más guapo del evento... Hyde luciría algo más juvenil, pero definitivamente no sería algo tomado al azar, sino un look pensado y repensado, acompañado de accesorios de cuero y metal, bastante agresivos, eso le gustaba. Gackt lo recogería, odiaba dejar conducir a Hyde. Así que a las ocho en punto pasó a por él, al verlo salir de su casa supo que esta noche serían la pareja más bonita del lugar, como siempre todos admirarían su belleza, eso lo hizo sentir muy bien. Gackt tenía razón, apenas entraron al gran salón del club, todo el mundo se fijó en ellos, para Gackt eso era maravilloso, le encantaba salir con su pequeño Hyde y sentir que llamaban la atención de todo el mundo. Eran dos pequeñas estrellas brillando en medio del sonido de la música que ambientaba el lugar.

-Mira Hyde, parece que nadie puede dejar de mirarnos -susurró Gackt en un tono travieso.

-Hai Gackt chan, pareces una niña coqueta... jajaja... sí eso eres... te gusta ser siempre el centro de atención...

Gackt sonrió, e hizo un gesto de fingida inocencia, se veía realmente divino. Claro que su alegría no duró demasiado, ahí, junto al resto de L'Arc~en~Ciel, estaba Tetsuya Ogawa. Tetsu también lo vio, pero esquivó rápidamente esa mirada fría. Hyde tomó a Gackt del brazo e insistió en ir a saludar a todo el mundo. El lugar estaba lleno de personas influyentes y artistas del medio, algunos eran tan excéntricos que hacían a Tetsu lucir como un hombre de negocios. El lugar era un club muy moderno, pero que no perdía por eso su elegancia imponente. Hyde y Gackt recorrieron el lugar saludando a todo el mundo (menos a los chicos de Glay, Hyde no sentía ninguna simpatía por ellos) y finalmente tuvieron que acercarse a los Laruku...

-Buenas noches chicos...

-Hola Hyde, hola Gackt... -dijo Ken.

Ken era un tipo alegre y confiado, al parecer ya estaba disfrutando de los tragos exóticos que preparaban en el lugar, así que los saludó muy contento. Yuki era algo más reservado, pero aún así era un chico simpático. Tetsu también los saludó, pero en general Gackt no le agradaba para nada.

-Que bueno que todos vinieron, esta fiesta está muy bien, llena de personajes.

Todos rieron, Gackt no pudo evitar fijarse en la chaqueta rosa que llevaba Tetsuya, tenía un corte muy bonito, pero ese color... Gackt estaba casi en colapso... Así que se disculpó y se alejó del grupo, al parecer quería saludar a los chicos de su banda, entre ellos a su amigo You, quien sí cumplía con sus cánones estéticos... Hyde se quedó con su grupo conversando, no podían evadir el tema de su futuro viaje, del trabajo y de todo lo relacionado con el Tour Smile. Hyde estaba cansado de eso, así que interrumpió con otro tipo de comentario.

-Ahora que saldremos de viaje juntos nuevamente por bastante tiempo, tal vez podríamos visitar aquellos viejos restaurant ¿Se acuerdan?... sería divertido recorrer esos lugares todos juntos y comer esos platillos tan ricos...

Tetsu interrumpió...

-Te recuerdo que éste es un viaje de trabajo Hyde, no unas vacaciones...

Pero ahora fue Ken quien interrumpió, con un comentario muy a su estilo...

-Jajaja... ahora... ahora son viajes de trabajo... ... ¡qué descaro Tetsu!...

Tetsu se ruborizó completamente... Seguramente Ken lo decía por sus constantes desapariciones junto a Hyde durante sus anteriores viajes "de trabajo"... Nadie supo que decir en ese momento, comenzaron a mirarse entre si, hasta que estallaron en risas como cuando eran más jovenes... En medio de esas risas apareció Gackt, venía acompañado de You, quien saludo a todos de manera muy cortés. Hyde se percató de lo guapo que él era, su cabello, sus ojos, todo era elegante y armónico en él. Entonces sintío algo de rabia o envidia infantil.

-Yo soy mejor -pensó -, se nota que es un tipo aburrido, yo soy más tierno que él...

Hyde entonces dirigió una mirada de complicidad a SU Gackt, pero nunca esperó la reacción que él tendría. De pronto y sin mayor aviso, Gackt abrazó a Hyde, lo abrazó fuerte, de manera casi brusca con su brazo izquierdo y lo acerco a él, todos se percataron de este movimento, pero nadie dijo nada. La fiesta fue muy divertida, entre los tragos, la música y la diversión parecía que todos eran casi amigos...

Esa noche al llegar a la casa de Gackt, Hyde se sentía algo confuso, era muy extraño pensar en aquella fiesta, en las bromas de Kenchan y en la manera en que Gackt lo había abrazado así, delante de todo el mundo. Había sido extraño. Aún así se sentía muy querido por él, sabía que ese abrazo era para demostrar que él era especial, más especial que You, o al menos eso quería creer Hyde.

- Gacktchan... eres tierno en el fondo, detrás de esa cara enojona...

Hyde se abalanzó sobre Gackt quien trataba de abrir la puerta.

-Ya déjame, estoy tratando de abrir la puerta... eres un chico muy malo... mi Hyde...

Gackt también se abalanzó sobre Hyde, y lo besó de forma apasionada.

-Sabes, cuando entremos a casa te daré una gran sorpresa, tengo un regalito para ti...

-De veras... genial... lo quiero ya...

Hyde tomó la llave y abrió la puerta muy rápido, Gackt lo miró sonriente mientras él entraba corriendo y se sentaba en el sofá con los ojos cerrados.

-Bien, ya puedes abrir los ojos.

Hyde abrió los ojos y vio a Gackt que sostenía entre sus dedos una hermosa joya. Era una sortija, una sortija de oro con un diseño muy bonito. Definitivamente debía ser carísima. Hyde se sintió muy intrigado, la tomó entre sus dedos y leyó la inscripción que tenía en su interior, "Gackt Camui".

-Es para que me recuerdes, cuando te vayas a ese viaje. Para que recuerdes como soy yo, fino, hermoso y delicado, igual que este anillo. Tienes que usarlo siempre.

Gackt se levantó, se dirigió a la cocina y sirvió dos copas de vino. Luego los dos brindaron.

-¡Salud mi amor!, que tengas mucha suerte en ese famoso Tour Smile.

-Gracias Gacktchan... de verdad es muy bonito.

Hyde se sentía avergonzado, el regalo de Gackt era demasiado delicado, sabía que este viaje preocupaba a Gackt, hacía bastante tiempo que no se separaban por un período tan extenso. Hyde bebió de su copa, el sabor de aquel vino era exquisito, como el sabor de los besos de Gackt, era un vino rojo e intenso, sí, Gackt era una mezcla precisa entre aquel anillo y ese vino. Era firme, hermoso y refinado, pero a la vez misterioso y sensual... él era una dulce tentación. Esa noche ambos disfrutaron de la pasión, se entregaron entre besos y caricias a la suerte de dos seres únicos y luminosos que se han encontrado en este mundo lleno de sombras. Hyde sentía los besos de Gackt sobre su piel, sentía el sabor del vino en sus labios y la suavidad de las sábanas de seda roja en la cama de ese hombre, que era suyo, totalmente suyo. Hyde sabía que Gackt lo amaba, que le pertenecía en cuerpo y alma, esto aumentaba la locura de aquel momento; dolor y placer, como abrazar las rosas rojas de un jardín secreto dentro de sus propias almas, desangrando sus corazones, perdidos en remolino del deseo.

**************************?**************************


Había pasado bastante tiempo desde aquella fiesta, el trabajo era muy intenso, mañana comenzaba el Tour Smile. Habían estado ensayando de manera muy rigurosa, Tetsu nunca permitiría que fuese de otra forma, para él el trabajo era sagrado, ese día debía ser perfecto. Hyde estaba lleno de adrenalina, ya quería subir al escenario, deseaba su encuentro con los fans, eso lo hacía sentirse realmente vivo. De vez en cuando observaba a Tetsu muy alejado y practicando, todo desarreglado, concentrado en su ensayo, pero a la vez preocupado de cada detalle del concierto como siempre.

Tetsu sabía que Hyde estaba pendiente de él, sabía que siempre le observaba en la distancia, y secretamente lo entendía, a veces él tambien hacía lo mismo. A veces miraba a Hyde en los ensayos, lo veía a través del vidrio que contenía el sonido de su canto, en esos momentos se perdía en el tiempo, olvidando el presente y sus desencuentros, sentía de nuevo que lo admiraba mucho. De pronto Tetsu se alejó en su mente de aquel lugar, perdiendo de vista a Hyde y a ese gran escenario que podía ver en la lejanía. Así, recordó un incidente que había ocurrido entre los dos, hace ya bastante tiempo.

Era una noche como cualquiera, luego de una tarde de trabajo, los larukus salían y se dirigían hacia el estacionamiento. Hyde no se sentía muy bien, estaba resentido, porque hoy en especial Tetsu había criticado demasiado su trabajo, esto le molestaba, sentía que lo atacaba solamente por razones personales, pensaba que era demasiado exigente con él. Por este motivo se veia molesto, al salir estaba bastante enojado. Ken lo presentía, así que quería huir de la discución inminente.

-Yuki... acompáñame por cigarrillos a la cafetería antes de irme... imagíname sin cigarros para el camino.

Ken tomo a Yuki y ambos se alejaron, Hyde y Tetsu continuaron caminando hasta que Hyde ya no pudo más.

-¡¿Por qué eres siempre tan descortés comnigo?!, estoy cansado de eso...

-¿Descortés?, pero si yo no te he hecho nada. Eres tú el que tiene esa cara enojada todo el tiempo.

-Mentira, trabajar contigo es una maldición, eres demasiado infantil Tetsuya Ogawa... Buenas noches...

Le había llamado Tetsuya Ogawa y además le había dicho infantil... que se creía...

-Perdón... ... pero creo recordar que quien suplicaba por trabajar con este infantil eras tú... Hideto Takarai...

Hyde se volvió, estaba rojo de rabia. Miró a Tetsu enojado, pero extraña (o no tan extrañamente) eso le daba un toque demasiado sexy, se veía precioso, tan pequeño y furioso. Tetsu se sintió de pronto avergonzado sin motivo, y también se ruborizó, pero no por enojo.

-Olvídalo, no tengo tiempo de discutir contigo... ... seguramente Gackt está esperándome.

Tetsu se sintió muy mal, comenzó a caminar tan rápido que dejó atrás a Hyde. Como podía ser tan idiota, al verlo tan enojado sin quererlo se había sentido atraído hacia él nuevamente y esto le hizo perder la capacidad de respuesta.

-Soy el imbécil más imbécil de esta tierra... ... ¿cómo es posible que me haya quedado sin palabras?... ¡qué verguenza!... y ese Gackt...

Justamente al entrar al estacionamiento pudo distinguir a Gackt parado cerca de su auto.

-Lo que me faltaba -pensó.

Entonces se sintió muy triste, cansado de esta situación tan estresante. Le habría encantado sacar de su cabeza cada recuerdo que tenía del pasado, para poder vivir su presente en paz. Subió al coche y apoyó su cabeza pesadamente en el volante, estaba rendido, realmente habría querido descansar y olvidar, pero sabía que jamás podría olvidarlo a él, nunca. Encendió su auto y salió del estacionamiento, no quería ver el encuentro romántico de Hyde y Gackt. Condujo por las calles y sin querer comenzó a tararear una de las canciones de L'Arc~en~Ciel...

-Sí... ... Abura-cadabura... ...

"¡Hey! Una persona quiere tu gran amor
¿Tocarás las tranquilas estaciones ahora con él?
¡Ah! Parte de mi vuela con fuerza hacia el cielo
No miraré atrás, y volaré sobre los océanos
Rezo por mucha luz y días brillantes
Y porque tu vida continúe eternamente.
¡Ah! Desbordantes recuerdos... que se marchitan en mis manos"

(Pieces)


**************************?**************************


El gran día del concierto había llegado, pero lamentablemente Gackt estaba trabajando también, hoy trabajaría hasta entrada la noche, por este motivo no podría estar con Hyde. Pero bueno, ya tendría otras oportunidades de verlo en el escenario. Le consolaba la idea de saber que Hyde llevaría su anillo durante esta presentación, eso le hacía sentir cerca de él, cerca de su corazón.

Ya era muy tarde, Gackt estaba exhausto, solamente quería volver pronto a casa, sin embargo la idea de no acompañar a Hyde en este momento le parecía desalentadora. De pronto no soportó más, sí, despues de esta presentación se iría lejos de Japón, era importante, tenía que estar con Hyde. En contra de su disciplina, se escapó del trabajo, se fue corriendo y subió a su auto. Con suerte aún le quedaba tiempo para llegar al comienzo del show.

Estaban a punto de subir al escenario, podían escuchar la voces del público que esperaba por sus dulces ídolos. De pronto Hyde recordó que se había quitado el anillo de Gackt en el camerino y salió corriendo a buscarlo, pero no podÍa encontarlo entre tantas cosas.

-¡Dónde estás, no te pierdas ahora!... aaaaaah...

Hyde buscaba el anillo con desesperación.

-¿Qué te pasa, por qué te demoras?... ... estamos a punto de salir, vamos date prisa.

Era Tetsuya, había venido por Hyde.

-Es que he perdido algo muy importante.

-¿Qué cosa?, quieres que te ayude a buscarlo.

Hyde no sabía que pensar, pero respondió.

-Es un anillo, debe estar por aquí.

Ambos comenzaron a buscarlo hasta que fue Tetsuya quien dio con él. Tetsu lo miró y supo inmediatamente que era una joya muy fina, sus sospechas se confirmaron cuando leyó en el interior de éste.

-Aquí está Hyde... Lo encontré... que cosa más bonita, al parecer tu... novio... tiene muy buen gusto...

No podía evitar parecer molesto, sus sentimientos lo traicionaban cuando se trataba de Hyde. No le gustaba pensar que ese Gackt realmente llenaba su lugar. De pronto fueron interrumpidos, era gente de la producción, venían a buscarlos, tenían que salir a escena ahora mismo. Ambos salieron, el concierto comenzó, el show siempre debe continuar, esa era la bendición y la maldición de los artistas, siempre se deben a su público.

Gackt descendió de su auto y se las arregló gracias a sus obvios contactos para entrar a la zona en que se encuentran los artistas. La actuación ya había comenzado. Gackt se ubicó en un lugar desde el cual podía ver el escenario, Hyde lucía precioso, con un lindo abrigo blanco, Gackt no podía evitar la fascinación, solamente mirar su rostro le hacía sentirse afortunado. El escenario era muy grande, sin embargo la presencia de Hyde era capaz de llenar todo el espacio, no importa lo pequeño que fuera, él siempre sabía inundar todo con su voz y su ser. Su cabello era oscuro, algo más largo, sus movimientos y su voz inconfundibles, únicos definitivamente.

Hyde cantaba, los fans estaban enloquecidos y felices como era habitual, pero en medio de la musíca y la alegría, algo en él se iba apagando poco a poco. Después de un rato, Gackt notó que el rostro de Hyde reflejaba otro sentimiento, su rostro revelava sin quererlo el color de su corazón, Hyde no estaba feliz, no podría haberlo precisado, pero era algo tan oscuro que nisiquiera las luces del grandioso escenario podían ocultarlo. El concierto había comenzado hacía poco tiempo, pero Gackt pudo ver que lo que Hyde transmitía distaba mucho de ser alegría. Al comenzar a cantar una canción, Gackt notó que su expresión se hacía aún más sombría, terriblemente desolada. Esa canción no la había compuesto Hyde, era una de las que había hecho Tetsuya. De pronto Gackt comprendió su significado, podía leerse el sentimiento entre aquellas líneas. Era la terrible agonía de un ser que ama en silencio, porque la vida le quita el derecho a ser feliz. Tetsuya nunca había dejado de querer a Hyde, solamente se había resignado a perderlo, aprendiendo a vivir con ello. Se había acostumbrado a guardar su amor por Hyde dentro de un profundo sueño y dentro de aquel sueño lo amaría por siempre.

"Quiero detener tiempo así como es ahora.
Rodeado por los días pacíficos, eran todos demasiado deslumbrantes.

Yo debí de haber sabido desde el comienzo
mi desconcierto cierra la puerta en la estación.
Yo fui el que estaba soñando,
todo eso flota hacia arriba y lejos como blanca espuma"

(Time go on - El tiempo sigue)


Hyde se sentía confuso, más incluso de lo normal, debería sentirse feliz en ese momento, cantando nuevamente con sus amigos que tanto quería, pero no. Esta cercanía con ellos, le traía a la mente demasiados recuerdos. Recordaba lo importante que era Tetsu en su vida hace algunos años y la inmensa fuerza que había nacido de ese sentimiento. Se preguntaba cuál era su lugar hoy, porque aunque no quisiera no podía y tal vez nunca podría sacarlo de su vida. Escuchó entonces su propias palabras, las palabras que había escrito su querido Tetsu, en ese momento se ubicó detrás de él, lo vio ahí tan cerca, pero tan infinitamente lejano. Cantó sentimientos y recuerdos, cantó entregando en esa melodía su propio dolor. Este sentimiento, esta asfixia en su pecho fue tan grande que en un segundo se volvió hacia Tetsuya y cantó para él. Quería recordarle que el tiempo de su amor ya había pasado tal como él lo escribió y que la vida debía seguir, pero también habría querido gritarle que le dijera cómo, cómo hacer para que la vida siguiera después de que el corazón muera de soledad. Se sentía tan triste, tan solo en este escenario rodeado de personas, tanta, tanta gente y nadie podía entender lo que pasaba en su mente y en su pecho. Pero estaba equivocado, sí había alguien, un ser anónimo y bello, que comprendía perfectamente a su desgarrado corazón, ése era Gackt.

En un momento del concierto hicieron una pausa y todos salieron del escenario, se sentían contentos, pero realmente agotados. Yuki estaba exhausto, sólo quería descanzar. Ken se quedó por ahí fumando, Hyde quería cambiar su polera, así que corrió a buscar una, entró en el camerino y se vistió con una polera roja, ésta resaltaba la claridad de su piel y la fuerza de su cabello oscuro. Por alguna razón Tetsu lo siguió, estaba perdido entre sus propias dudas, necesitaba hablar con él, saber el por qué de la tristeza en el tono de su voz y de su extraña actitud al cantar.

Gackt se movió por el backstage y corrió, corrió con fuerza, quería llegar pronto junto a Hyde, el corto tramo se le hacía infinito. Sintió el latir firme de su corazón, se sentía algo mareado, este momento le recordaba algo, sí, la primera vez que vio a Hyde en su vida, entonces se detuvo como preso de un extraño presentimiento y así como ese día hace tantos años, se acercó a aquella puerta en que se leía al nombre de L'Arc~en~Ciel. Estaba ahí, frente a ella, en ese momento sintió voces en su interior. Se acercó lentamente y como aquel día se quedó mirando por el espacio entre la puerta. Estaba petrificado, su corazón latía con fuerza, muy rápido, de manera casi violenta. Sus ojos se encontraron frente a una escena demasiado comprometedora, Tetsuya se acercó a Hyde, se acercó mucho a él.

- Hyde... ... ¿De verdad eres feliz con ese hombre?...

Hyde miró sus ojos, eran tan inocentes como siempre, como hacía tantos años cuando se habían conocido. Recordaba ese momento, recordaba su petición para que fuera el vocalista del grupo, sus sonrisas llenas de esperanza, las que siempre le habían ayudado. Recordaba también sus besos, la fuerza de ese amor casi infantil que se había desvanecido en el tiempo como el perfume de una flor... ... ... de una flor que se marchita... ... Entonces pudo verse de nuevo en sus ojos, pudo ver su rostro reflejado en aquellos ojos que tanto había amado... ... ... Habían pasado tantos años desde la última vez...

Gackt no podía comprender lo que veía, no le gustaba, pero por alguna razón permaneció en silencio. Hyde casi no podía hablar, pero sabía muy bien que era lo que debía decir...

-Sí Tetsu, soy muy feliz con Gackt. Él es una persona maravillosa... ... es tan bueno conmigo, me ha demostrado que mi vida aún tiene sentido y que tengo derecho a disfrutarla.

-Ya veo... ... es por eso que llevas ese anillo... Porque... lo amas a él... ...

Esas palabras hicieron eco en el corazón de Hyde, no podía comprender por qué el propio Tetsu se interesaba en eso, acaso aún sentía algo por él. No, eso era imposible.

-Bueno... tú seguramente me entiendes, tú también debes ser muy feliz con tu novia... Kaori...

-Vamos a terminar, ya está decidido...

Hyde se quedó paralizado ante esta noticia, hacía un tiempo anunciaban su matrimonio y ahora iban a terminar, pero... ¿por qué?

-Pero...

-Sabes, Hyde, a veces en las noches no puedo dormir... No puedo dejar de pensar que habría pasado si las cosas entre nosotros hubieran sido diferentes. Entonces yo mismo me detengo, detengo esas ideas y más que eso, esos sentimientos, porque no quiero ver... no quiero saber que soy tan débil... Aún así me alegra que por lo menos tú... sí te sientes bien... Vamos... Quiero que me demuestres eso, quiero que cantes como lo hacías antes, eso es lo que quiero... ... Al verte en el escenario me preocupé por ti, pero ahora que me dices que eres feliz me siento mucho mejor...

Tetsuya abrazó a Hyde y le obsequió un timido beso en la frente...

Gackt sabía que esta conversación iniciada por Tetsuya tenía alguna intención, era obvio que Tetsuya aún amaba a Hyde, pero y... ¿Qué sentía realmente Hyde? No tuvo tiempo de reflexionar sobre eso, ya que alguien se acercaba. Gackt se ocultó, no quería ver a Hyde en ese momento, no habría sabido cómo reaccionar o qué decir, además no quería ponerle nervioso antes de entrar al escenario. Era gente de la producción que venían a buscarlos, tenían que salir a escena ahora mismo. Gackt se sentia dentro de una pesadilla nuevamente...

Cuando volvieron al escenario la locura de los fans fue total, L'Arc~en~Ciel tocaría su mayor éxito, la gran canción de la banda, "Blurry Eyes". Cuando Hyde comenzó a cantar lleno de energía, Gackt supo que ese sueño ahora se hacía realidad, estaba solo en la oscuridad, en la costa de la muerte que había presagiado. La música revivía lentamente en Hyde todos aquellos sentimientos hacia Tetsuya. Podía decir que era feliz con Gackt, pero bastaba ver el brillo en sus ojos para saber con quien ERA REALMENTE FELIZ. Gackt lo sabía, no podía seguir negándose la reaidad. Hyde nunca tendría el valor para reconocer que aún amaba a Tetsuya, pero Gackt sí tenía valor, tal vez demasiado.

En un momento de la canción Tesu hizo un pequeño gesto para Hyde, Gackt se preguntó que significaba, luego lo supo, Hyde se acercó a él y cantaron juntos, como lo hacían antes. Hyde lucía radiante y feliz, no podía creer que depues de años Tetsu le permitiera cantar de nuevo con él aunque fuera sólo una vez, eso bastaba... Nada más importaba, solamente este momento, lo demás eran ilusiones, todo desaparecía cuando estaban juntos sobre el escenario, él y Tetchan... ... Fue en ese instante en que las vendas que habían cubierto los ojos de Gackt se rompieron, cayendo al vacío interminable. Ni todo el amor incondicional que sentía por Hyde podía protegerle de esta visión.

Gackt se acercó al escenario, quería ver a Hyde, distinguir claramente las bellas líneas de ese rostro que tanto había aprendido a amar. Su mirada se llenó de su presencia, se llenó de su belleza, tomando fuerzas para seguir su camino. En un instante Hyde se volvió y pudo ver sólo por un breve segundo, la figura de Gackt, fue un momento muy corto, sólo una mirada. Pudo distinguir entre las luces confusas del concierto esos ojos llenos de fuego, pero luego avanzó y lo perdió de vista, estaba terminando su interpretación de "Blurry Eyes", y Gackt no había podido asistir, era ridículo que estuviera allí.

-Es imposible, seguramente debí imaginarlo...

Gackt se levantó y comenzó a caminar, podía escuchar la música, era otra canción que comenzaba, pero él no se quedaría para escucharla, no más.

"Miagereba kagayaki wa iroasezu afureteita donna toki mo terashiteru
Quiero ser abrazado por tu fragancia... aunque fuera un poco más de tiempo el aire de fuera cala mi camisa,
ano taiyou no you ni naretanara...
pero ya le di la espalda..."


Gackt ya no quería estar en medio de este mar de sangre y de sufrimiento, recordaba claramente cual era su deseo, quería que Hyde fuera feliz y ahora estaba seguro de que su felicidad estaba junto a Tetsuya. Estaba cansado, rendido ante su propio amor, que había crecido tanto y de forma tan verdadera que hoy le permitía decir adiós. Sabía que nadie en el mundo podría comprenderlo, sabía que nadie entendería un acto como ése, dejar a Hyde. Pero él no necesitaba comprensión, no necesitaba justificarse. Necesitaba saber que ese pequeño tonto que tanto amaba estaba bien. No se sentía bueno por comprenderlo, no era éste una especie de sacrificio, era simplemente la actitud de un hombre que asume el precio de la vida, que comprende que parte de existir es perder, que comprende por fin que el destino sí existe, pero existe para demostrarnos que podemos por lo menos entregarnos en la lucha por ser felices.

"Soba ni ite zutto kimi no egao wo mitsumeteitai
Quiero quedarme aquí observando tu sonrisa siempre
utsuriyuku shunkan wa sono hitomi ni sundeitai
quiero vivir cada momento en tus ojos"


Sabía que a pesar de todo, Hyde no podía olvidar la dulce sonrisa de Tetsuya, no lo entendía, pero ésa era la verdad, ésa era la cruel verdad que Gackt tenía frente a él y no podía ni quería seguir escapando de ella. Su dulce Hyde era tan frágil, lleno de las virtudes que él más valoraba, en un comienzo quiso poseerlas, pero ahora todo había cambiado. Tarde o temprano Hyde y Tetsuya volverían a estar juntos, ésa era la triste lección del destino. El maldito destino tenía razón, Hyde le pertenecía a Tetsu, no había nada que Gackt pudiera hacer. Nada, ni siquera todo el dolor de su pecho valían contra la realidad, ahora se estrellaba con ella como las olas en la más alta roca.

"Dokomademo odayakana shikisai ni irodorareta
En esta escena siempre teñida por suaves colores
hitotsu no fuukei ga no naka yorisou you ni toki wo tomete hoshii eien ni ...
quiero detener el tiempo siempre, para poder estar juntos"


Sentía tanto dolor, sentía su corazón roto, desangrado entre una interminable lluvia de recuerdos bellos que sin lugar a dudas atesoraría para siempre. La angustia e impotencia se mezclavan con un extraño placer al sentirse fuerte y libre nuevamente, pero aún así la sangre de sus venas corría de manera interminable. Subió a su auto y se alejó, rápidamente, lo más rápido que pudo, quería estar lejos de Hyde, porque sabía que de tenerlo cerca, tal vez trataría nuevamente de encontrar un por qué para ese amor sin sentido. La carretera le hacía pensar en los caminos de esta vida, llena de curvas y calles sin salida, llena de misterios y de peligros, de trampas para el corazón frágil y débil del ser humano.

"Itsu no hi ka azayakana kisetsu he to tsuredasetara...
Si algún día pudiera llevarte a una estación serena...
yuki ni you ni sora ni saku hana no moto he hana no moto he
hacia las flores naciendo del cielo como copos de nieve... hacia las flores..."

(Hitomi no Juunin - En tus ojos)


Entonces,bajo la noche en Tokyo, en medio de esas carreteras interminables vio sus ojos en el espejo y por primera vez en mucho tiempo quiso pensar solamente en él, y en que al igual que Hyde existía un destino para su vida, un camino que le llevaría finalmente a su felicidad, a su paz, estaba seguro, nunca se daría por vencido hasta lograrlo. ¿Cuál debe ser ahora mi camino?... ...

"En estos momentos me muevo por la carretera, Tokyo es una ciudad que crece demasiado. Me pregunto cómo se moverán los sentimientos de las personas y luego concluyo pensando en ti. ¿Acaso es mi destino, acaso ya nada tiene sentido?, ni todo el amor que siento, lo que me ha dado esperanza. Con o sin designios lo llenas todo, el vacío se aleja y mi alma te llama, te grita que me quieras, tan sólo que me quieras, lo merezco, siempre lo merezco todo... pero tarde... alguien ocupa tus pensamientos, alguien vive en tus ojos, revive tus risas y te toma... ¡No!... ¡No!... ... quédate conmigo... quédate pequeño para salvar mi corazón... Dame un poco de ese brillo que posee él... no... ya sé que es imposible... ..."



FIN



Bueno... es el final, espero que lo comprendan, sé que muchos no quedarán felices, pero realmente esta historia ha tomado vida propia, tiene su propio espíritu y yo debía ser fiel a eso. Una cosita, yo sé que en el Tour Smile ellos no tocaron "Blurry Eyes", pero recuerden que es un fic... ... x_x (en el "Tour Awake", si la tocan... je je je), otra cosa importante es que en este fic no se considera el tiempo entre el lanzamiento de "Smile" y "Tour Smile", en ese tiempo se realizaron algunas presentaciones, entre ellas el "Live in USA", pero como es fic, sólo lo omití, espero que lo comprendan, sino el fic habría sido sido eterno. Gracias por haber seguido "Destiny of Colors", creo que todos ustedes son un grupo de gente muy linda y sensible. Estoy realmente contenta de haber contado con su apoyo y sus comentarios.

Me gustaría decir que Gackt es un personaje maravilloso, y aunque esto es un fic, me gusta pensar que él es tan lleno de virtudes como yo lo veo. Creo que el amor es el sentimiento más maravilloso que puede experimentar el ser humano, porque aunque puede causar mucho dolor, nos conecta con la vida y con lo que es realmente importante en ella. Yo realmente no sé si existe el destino, en este fic le he dado gran importancia, pero en realidad no estoy segura de que así sea, de lo que sí estoy segura es de que exista o no un destino, tenemos que enfrentar los hechos siempre con valentia, porque vivir cada segundo orgullosos de dar lo mejor, eso es para mi ser feliz... ...
Besos


Back to the Fanfics Menu

Fanfic Destiny of Colors - Red
Tao Entertainment
Lady Segushi
Main Page